Follow by Email

domingo, 25 de septiembre de 2016

ARTE CATÓLICO

A la memoria del taurófilo  Ignacio Aguirre Calleja

PATIO DE CUADRILLAS Sobre las casacas de los toreros destellan las ascuas de oro de las capillas  católicas.

PITÓN DERECHO En su obra El Toreo, Arte Católico Pepe Alameda dice: ¨El Catolicismo, como ideal de vida, y los toros, como fiesta popular, van caminando juntos desde su prehistoria hasta su florecimiento actual, sin separase un momento, como fenómenos distintos de una misma cultura, tal la rama alta y la rama baja de un mismo árbol.¨ 

PITÓN IZQUIERDO Una toma panorámica al folclore de innumerables pueblos y ciudades mexicanas, colombianas, ecuatorianas, venezolanas, peruanas, españolas, portuguesas y francesas, en ocasión de la celebración de sus Santos Patrones residentes, nos descubre que las corridas de toros no sólo son parte de esos festejos católicos, sino elementos macizos de la tradición que les da identidad regional, nacional y continental.

PITÓN DERECHO Dentro de esas ferias se acostumbra realizar una Misa en los mismísimos medios del ruedo donde se celebran las corridas. Lo que, como en el caso de La Petatera, Colima nos cuenta Petronilo Vásquez Vuelvas, les amaciza la identidad regional, estatal y nacional. No son raras las ferias donde en una tarde hay una pía procesión de religiosos y toreros participantes que va desde la Iglesia principal hasta la Plaza llena.

PITÓN IZQUIERDO Cuando llegan a Cuadrillas, un solo de trompeta toca La Macarena, justo al momento del apagón de las luminarias y entonces el embudo queda incendiado de faroles que portan cada uno de los asistentes. La procesión da una vuelta al ruedo. Es el tributo de galaxia que se hace a la Fiesta de Fiestas, como en la Monumental de Manizales, entre otras más.

PITÓN DERECHO Bien. Aunque haya muchas formas de emparentar al Catolicismo con la Fiesta de Fiestas, nosotros proponemos que el concepto del Sacrificio tal como se apunta en la Biblia, particularmente en el Antiguo Testamento, es el lazo determinante de la filiación del toreo con el Catolicismo.

PITÓN IZQUIERDO Esta atadura ha significado uno de los muchos  distanciamientos



seculares con el Protestantismo. Desde la ira de Martín Lutero que clavó su irritación en el portón de la iglesia, en el Siglo XVI  iniciando el cisma del cristianismo, hasta la caída del muro de Berlín, a finales del Siglo XX, acreditada al papa Juan Pablo II y los pasos para la reconciliación de la Unión Americana con Cuba revolucionaria, a principios del Siglo XXI, ahora por el sigilo del papa Francisco, todo ha sido un espectáculo planetario del estira y afloja del protestantismo pragmático con la Iglesia Católica, metidos ambos en los asuntos geopolíticos.

PITÓN DERECHO No es sorprendente entonces, que la tauromaquia del Siglo XXI padezca un acoso globalizado en que se ventilan argumentos vinculados al catolicismo y protestantismo; querella que mantienen, como vimos, desde hace siglos. Tal vez debiera incluirse en este párrafo lo que escribe Montherlant sobre los ingleses, quienes consecuentes con su aporte original al proteccionismo a los animales tampoco aceptan las corridas; El pueblo inglés, dice el escritor francés, el más egoísta de Europa que no tratará un caballo  común como trata a un Hindú.

PITÓN IZQUIERDO Es necesario clavar nuestra afirmación: El proceso globalizante actúa en distintos escenarios, nosotros estamos en uno donde las invocaciones puritanas se elevan contra nuestras costumbres taurinas, ligadas al catolicismo.

PITÓN IZQUIERDO, OTRA VEZ  Si alguien dudara que el Catolicismo y el Protestantismo están en terrenos opuestos de la arena de la tauromaquia, entonces conteste lo siguiente: ¿Le parecería asombroso que un Testigo de Jehová o un Menonita fueran miembros de una peña taurina?

PITÓN DERECHO Ahora esta otra, ¿Es creíble que un miembro del Clero Católico utilice su Derecho de Apartado en las plazas de toros?

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ Una vez enfrentado y contestado lo anterior, postulamos que el Sacrificio del toro está el fondo de los ascos puritanos que tienen los estrategas antis que manejan la reyerta.

RECORTE Entonces, concediendo que la principal náusea de los anti taurinos es la muerte del toro, querría decir que no comprenden el fondo del Sacrificio y esa limitación los tiene encapsulados en órbita alrededor de la Fiesta Brava, sin entenderla mientras la atacan.

DESPLANTE  El Taurobolium es un rastro de sangre de toro desde Asia Menor, Grecia y Roma, en sacrificio a Mitra, Rea y Cibeles, pero para nuestro propósito de ligar el Sacrificio a la Fiesta, dejemos ese antecedente y abramos la Biblia Judeo Cristiana, por ser una de las columnas de nuestra cultura occidental. Empecemos.
Continuará…


martes, 20 de septiembre de 2016

LA RESOANANCIA DE LA IGNORANCIA

BRINDIS A la Extra Terrestre, con afecto.

PATIO DE CUADRILLAS Nunca la ignorancia ha tenido mayor licencia para retumbar como en los espacios cibernéticos.

PITÓN DERECHO Y aconteció que a nosotros los taurinos nos han sentado a la mesa para dialogar con sordos analfabetas. Es decir, nuestros disque interlocutores no quieren oír ni, menos aún, leer, para preparar el debate. Los anti taurinos, salvo estupendas excepciones, no quieren escuchar razones ni consultar los libros. Les basta su congoja al ver el toro muerto sobre la arena.  

PITÓN IZQUIERDO Este Diálogo de Civilizaciones, aunque enfadoso, es preferible al Choque o Colisión de Civilizaciones aunque como se dice en inglés, don’t hold your breath, porque el desacuerdo va para largo ya que, por el momento, no hay un grupo de ellos dispuesto a sentarse a la mesa de discusiones documentadas. 

PITÓN DERECHO La forma en que esos grupos proceden a mostrar su repudio a la Fiesta es, como ya vimos,  desfilar por las banquetas y calles aledañas a las plazas y gritar a viva voz.  Luego les da por quedarse en paños menores, escurrir pintura roja sobre sus cuerpos y acostarse sobre los prados, en hermandad pegajosa con los animales sacrificados. También, y esto es más moderno y silencioso, lo hacen sobre los teclados de las computadoras personales, que permiten atacar la Fiesta desde otro país o continente.

PITÓN IZQUIERDO Su berrinche animalista no necesita nociones de lo que ataca, que es un legado cultural; les basta alguna noticia del día y tener acceso el teclado. Las redes sociales son bóvedas de resonancia mundial para la ignorancia individual, que si no fuera por el Internet ésta habría pasado desapercibida e inofensiva.

PITÓN DERECHO Su mejor arma es la ignorancia; no saben que no saben, por eso no se detienen para insultar. Aún así, los promotores de la misericordia animalista han construido un sendero para echar a andar a los legisladores locales, estatales y nacionales de algunas entidades y repúblicas. A estos legisladores les entregan, en plato, una ¨causa¨ que les ocupa el tiempo que bien pudieran invertir en asuntos de la profunda desigualdad de los humanos en su entorno. Con ellos han tenido su mayor logro, ya que han podido carcomer en algunas ciudades del planeta taurino, el disfrute de la tauromaquia. 

PITÓN IZQUIERDO En los países no taurinos, es donde más salchichas y hamburguesas se digieren. Los animales engullidos son muertos, previamente,  con el llamado Pistón Cautivo y eso no les causa el rechazo que sí tienen por los toros muertos en el ritual de las corridas.
   
PITÓN DERECHO El disgusto por la Fiesta no es nuevo. La Reina Isabel La Católica la detestaba y en los tiempos de Colón, quiso evitar las muertes de los toreadores proponiendo que los cuernos de los becerros se enfundaran en grandes cuernos huecos de buey, para que crecieran hacia atrás, con lo que se evitarían las lesiones de los que se jugaran la vida jugando con ellos. Era  un paliativo a su sufrimiento por la Fiesta, porque reconocía que ella sola no podía prohibirla. Hasta el Papa Pío V con su Bula de Salute Gregis, prohibió las corridas en 1567, lo que no duró mucho.

PITÓN IZQUIERDO España extendió su manto imperial del Siglo XVI sobre el territorio americano cubriéndole con la religión, el idioma y las corridas de toros. Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, Brasil y Cuba, entre otros dominios ibéricos, celebraron en su momento corridas de toros, que eventualmente fueron prohibidas.  En Cuba en 1899 el jefe de las fuerzas de ocupación yanqui, un tal A. R. Chafee , prohibió las corridas de toros, interdicción que aún subsiste. La última había sido un año antes con Mazzantini, Centeno y Villa. La siguiente corrida fue hasta 1947 con Silverio y Armillita, y se realizó en un parque de beisbol de la Habana con un permiso especial.

PITÓN DERECHO Un caso poco conocido es el repudio del presidente Herbert Hoover, de los Estados Unidos de América, cuando en 1929 no quiso asistir a una Convención de Cámaras de Comercio, organizada en El Paso, Texas, en plena crisis económica, porque se había programado una corrida de toros, tal vez en la vecina Ciudad Juárez, del estado de Chihuahua.


PITÓN IZQUIERDO Dijo que lo hacían regresar a la edad de piedra. Los ayudantes del que fue presidente cuáquero los últimos años de la Prohibición, no le pasaron las tarjetas pertinentes, porque la Fiesta aunque tiene petroglifos prehistóricos en varias grutas del planeta, apenas en 1796, es decir 133 años antes, José Delgado ¨Pepe Hillo¨ había escrito su Tauromaquia.




viernes, 16 de septiembre de 2016

LA TAUROMAQUIA Y LA GOBALIZACIÓN





BRNDIS Con el deseo que una Extra Terrestre, lo lea.   

PARTIENDO PLAZA La Globalización, en cualquiera de sus avatares históricos, ha sido el Sueño de los Imperios y la Pesadilla de las demás Naciones.

ABRIENDO EL CAPOTE El Óle es una exclamación de arrebato y a la vez de arrobamiento. En cambio los gritos anti taurinos son exclamaciones de repudio. El Óle celebra una proeza estética que dura segundos; la gritería es contra una tradición que lleva siglos.

PITÓN DERECHO Existe otra diferencia: los coros animalistas, anti taurinos que oímos en las banquetas que rodean las plazas, no llegan al estruendo que se oye dentro de ellas, cuando un torero templa la embestida. Si se comparara la calidad de los clamores, ganaríamos con facilidad. Empero la querella va más allá de los coros. La campaña que han iniciado los antis no solamente está a la vista en los festejos sino que se presenta en otros lados y son apenas los más ruidosos de los achaques que agobian la Fiesta.

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ  Actualmente los Imperios poderosos que tienen más potencia que nunca se había visto en la historia, pretenden globalizar a las demás naciones. Los poderosos han decidido arrasar el mayor número de las diferencias que les dan identidad a los pueblos. Precisamente los usos y costumbres que dan perfiles únicos, son los señalados  como estorbos para construir la utopía donde florecería, según ellos,  una convivencia colorida, culta y apacible sobre la faz de la tierra.

PITÓN IZQUIERDO Los globalizadores exigen, entre otras cosas, el libre juego del mercado que ellos impusieron, la desaparición de las economías de subsistencia. Además, no quieren la crianza de perros comestibles, que ya no usen velos las mujeres, que se arrasen los zoológicos, que se establezca la Cultura de la Muerte (i. e. Los millones de abortos inducidos, la Eutanasia, el suicido del paciente drogado, atestiguado por médicos),  además, que se suspendan las corridas de toros, que se casen los iguales (una imaginativa versión de control de la natalidad), que desaparezca la charrería y las peleas de gallos. Que se propaguen las franquicias de Hamburguesas y Salchichas y Líquidos Azucarados.   

PITÓN DERECHO Y que los cuerpos humanos se cubran con materiales sintéticos y que no haya migraciones de las naciones a las que, hace siglos, que ellos mismos esclavizaron. Ahora quieren que esos pueblos se contengan dentro de sus fronteras, con lo que acallan tal vez el más productivo Diálogo entre Civilizaciones, que es la inmigración mundial. También pretenden… y aquí sale por Toriles el larguísimo encierro de etcéteras.

PITÓN IZQUIERDO Una vez situado el Cinismo del Dominio, en los medios y redes internacionales, los poderosos de la globalización tienen frente a sí la opción de concretarla mediante 1), El Choque de Civilizaciones, que avizoró Huntington  ó 2), por medio del Diálogo de Civilizaciones, que propuso Sadam Hussein, o bien 3), La Colisión de Ortodoxias, que amasa a las dos anteriores, según la agudeza de Robert George.

RECORTE PINTURERO Y aconteció que los globalizadores que doblegan todas sus virtudes y recursos a los pies de su Codicia, optaron por beneficiarse de las tres vías.

PITÓN IZQUIERDO La parte bélica se ha cumplido con la declaración de guerra al terrorismo donde quiera que se encuentre, o donde le inventen guaridas. La segunda vía fue el diálogo, también ya entablado, con el que los Amos del planeta fuerzan a los gobiernos mediante acuerdos, pactos, alianzas, concesiones y saqueo de diversa índole, a que marchen por los caminos de la globalización. La tercera de las sendas, fue la de entablar singular batalla entre las ortodoxias muy ligadas a las religiones judía, católica, protestante e islámica. 

¡AL TORO, AL TORO! Entre los usos y costumbres que molesta la globalización está la Fiesta de Fiestas. Los globalizadores ya han hecho la leva y reclutado grupos anti taurinos. Como cualquiera otra expresión popular, la Fiesta es una de las tradiciones que son necesarias para que el pueblo pueda sentirse heredero de los tiempos y por lo tanto diferente. La tradición es la manera en que nos alcanza el pasado y nos da elementos de identidad cultural frente a las demás naciones.

PITÓN DERECHO La identidad de grupos, cuando va más allá del folclore y se convierte en actitud, es una verdadera lata para los globalizadores. Para ellos la Fiesta tiene otros rasgos perturbadores. Las corridas son ocasión de compartir espacios de convivencia grupal. Asimismo, es un ambiente como pocos para practicar la democracia porque significa el desacato inmediato de la plebe ante actos de la autoridad para rebatir sus decisiones. ¿Dónde más?

Continuará…