Follow by Email

sábado, 22 de junio de 2013

LA CORRIDA, PATRIMONIO CULTURAL




PITÓN DERECHO Por gran mayoría los miembros del Consejo Estatal del Patrimonio Cultural de Baja California, decidieron que se declarara a la Tauromaquia Patrimonio Cultural Inmaterial del Estado. Con el simple hecho de haber presentado a votación el ítem, el Consejo implícitamente hizo un doble reconocimiento de la Tauromaquia: 1º, como una Manifestación Cultural y 2º, como elemento de la identidad nacional, por ser un componente del Patrimonio Inmaterial.

PITÓN IZQUIERDO Además, recogida la votación la propuesta fue aceptada el 18 de junio de 2013. Todavía restan dos fechas importantes: la publicación oficial del acuerdo y su posterior inclusión en el inventario cultural de la nación. De todas maneras, hay motivo de celebración. Una vez cumplidas las dos etapas florecería la gran proeza de Contoromex, sus treinta raíces taurinas y del director de lidia Ricardo Zurita, todos encastados para acorazar la Fiesta. Órale.

PITÓN DERECHO Un asunto es la legislación y otro que se presente el toro. Ya en términos de prácticas taurinas, las hay, no con la frecuencia saludable para la fiesta, en las plazas fijas de Playas de Tijuana, la acondicionada Villa Charra de Bowser, Cetto en Ensenada y Calafia, en Mexicali. En la Monumental Plaza de Playas de Tijuana ha dado corridas interesantes dentro de su temporada y hasta se habla que El Juli hará el paseíllo en el mes de octubre. Si es así, tal vez se diera el primer lleno con aficionados locales, nacionales e internacionales.
PITÓN IZQUIERDO ¿Y Mexicali? Con la proximidad del cumpleaños de Calafia se hace más evidente la necesidad de abandonar las pequeñas reyertas que nos tienen sin ver toros. Es innegable que la función prioritaria de Calafia, como la de cualquier otro coso taurino, es la de albergar corridas de toros. Después de un cuarto de siglo de no correrse toros en Mexicali se construyó Calafia y luego de casi cuarenta años de su presencia, todavía la afición no se forma frente a las taquillas de manera convincente y atractiva para las empresas taurinas.

PITÓN IZQUIERDO, OTRA VEZ En cambio las colas han sido más largas para festejos de otra índole: encuentros de boxeo, conciertos con diferentes grupos musicales, lucha libre, deportes X, de sesiones de payasos, concursos de aficionados, presentación de cantantes y eventos operísticos.

PITÓN DERECHO Por lo tanto podríamos fantasear que para la celebración del aniversario de la plaza, la Tarde de Toros pudiera ser el suceso principal dentro de alguna serie de espectáculos a lo largo de una semana. Las fuertes entradas de los eventos exitosos pudieran paliar las débiles. Sería un verdadero desafío a la creatividad de los coordinadores.

PITÓN IZQUIERDO En otras longitudes los empresarios locales aportan recursos para las ferias taurinas. Las grandes figuras se presentan porque los hombres de negocios vecinales se arriesgan en los costos vislumbrando ganancias, no sólo por las entradas sino por la derrama económica periférica. Si han repetido el esquema a lo largo de las temporadas, quiere decir que logran salir, cuando menos, a mano.

PITÓN DERECHO Tal vez esa fue la intención de la exigencia desorbitada de José Tomás cuando pidió un millón de dólares por su presentación en Aguascalientes. 

PITÓN IZQUIERDO Pensaba tal vez, en una acción mancomunada de organismos AC, empresas con exención y actividades anexas y redituables, todos enfocados a que la Feria regional presentara un saldo final escrito con números negros, aún con la tajada de león que se llevaría el de Galapagar.


DESPLANTE FINAL Enhorabuena para los consejeros del ICBC, para los taurinos bajacalifornianos y para los del resto del sistema taurófilo.

lunes, 3 de junio de 2013

LOS AFOROS DE LA DEMOCRACIA









PITÓN DERECHO Platón en sus Leyes proponía que fueran 5,040 ciudadanos los que participaran en los debates atenienses. La razón por la que pusiera un límite numérico a la democracia fue el espacio físico de la plaza, porque sólo se podía acomodar tal cantidad de ciudadanos, convocados al debate.



PITÓN IZQUIERDO Esta democracia griega tan ensalzada, excluía a los esclavos, comerciantes, niños, extranjeros y a las mujeres. Es decir, apenas guarda parecido con la que practicamos en nuestra república y todavía menos con la de nuestras plazas de toros.

PITÓN IZQUIERDO, OTRA VEZ Porque al cotejar esos derechos de admisión, encontramos que fiesta de los toros tiene mayor cobertura democrática ya que no excluye al colectivo formado por los esclavos (de la comida chatarra y de los celulares), los comerciantes, los extranjeros y, menos aún, a las mujeres.

PITÓN DERECHO Además, en el ágora taurina hemos puesto en práctica durante años lo que en el mundo de la política ¨formal¨ apenas es una sugerencia temblorosa: la revocación del mandato. Durante los festejos taurinos el público demócrata puede revertir las decisiones del Juez como sería entre muchos casos, el de un toro aprobado en el sorteo y que el tendido encuentra insignificante sobre la arena. O una oreja concedida sin méritos reconocidos por el respetable.

PITÓN IZQUIERDO Como hay muchas más eventualidades en que los taurinos podemos revocar colectivamente, independientemente de lo que el reglamento diga o el Juez dictamine, entonces nos atrevemos a decir que en cada una de las plazas de toros del mundo se practica el debate, la retórica y la ¨lógica¨ taurinas, es decir que en todos los alberos se ejerce la democracia de plaza de toros.


PITÓN DERECHO En el ágora taurina se dan excesos como en cualquiera otra. Hay demócratas taurinos fáciles para el insulto y volubles en sus santas iras. El domingo 26 de mayo, en su primer toro El Pana recibió un abucheo de estruendo y de su segundo recibió las dos orejas concedidas por el mismo público. El Pana, haciendo uso de la libertad declinó el tributo y las tiró al piso y se fue de gira sin ellas; además, una vez muerto el sexto, no dejó que lo llevaran a hombros, pretextando una lastimadura que, por cierto, no lo había molestado durante la lidia sus dos toros.

PITÓN IZQUIERDO No sólo desde los tendidos o sobre la arena se ejerce la democracia taurina; también el aficionado lo hace desde los escritos, panfletos, boletines, programas radiofónicos y televisuales, crónicas y demás medios portadores de la palabra, escrita o hablada. Él alaba, él insulta y él atiza la fogata de la ira, muchas veces como empleado diligente; redacta el cambio dialéctico que transcurre desde opiniones laudatorias de un pasado próximo hasta los dicterios y cachetadas al cadáver todavía tibio, de un león; acción que también lo define como demócrata practicante.

PITÓN DERECHO El crítico Don Pío, Alejandro Pérez Lugín escribió sobre Belmonte lo siguiente: ¨Fenómeno, no. Torerito con maneras, muy buenas maneras, si.¨ Luego, ¨Y mi buen Belmonte le larga unas verónicas del más perfecto estilo…Cocherito de Bilbao¨ También Belmonte le merece este comento: ¨ (El toro), acudió muy bien a los lances magníficos de que hemos hablado, coronados con un farol extraceñidísimo…¨ Comenta, ¨La faena efectista, desarrollada toda en pases de entra, torito, sin mandar una sola vez¨

PITÓN IZQUIERDO Lo significativo de la muestra de la volubilidad del crítico es que se redactó sobre una sola corrida.

DESPLANTE Regresando al ágora de Playas. El Pana brindó la lidia de su segundo a una bulliciosa parvada de edecanes. Con esa generosidad de ofrecer su eventual muerte, el torero de Apizaco no hizo sino refrendar su admiración por las mujeres, que como parte del espectáculo y ambiente festivo, nunca estarán de más en nuestra democracia taurina.