Follow by Email

miércoles, 27 de febrero de 2013

LA AFICIÓN REINVINDICATIVA


PITÓN DERECHO La perspectiva que da una semana para ¨pensar bien las cosas¨ modifica la apreciación de la última corrida en La México. Muchos de los que vimos la repetición televisiva encontramos elementos para decidir que la concesión de una oreja hubiera sido justa, dos un aguinaldo y el rabo resultó tan descomunal, que no cupo en la espuerta ética del matador.

PITÓN IZQUIERDO Si la Autoridad defeña, dadivosa o descuidada, o ambas cosas, se agigantó como uno de los Santos Reyes, también la afición capitalina se obnubiló porque los enganchones y los abrazos al toro en sus lentas embestidas, las emocionantes improvisaciones y calmada valentía y sobre todo aquel espadazo rumbo a la penca, apenas alcanzaba para una oreja.

PITÓN DERECHO Los carpetovetónicos debieron tener un sabroso y botanero día de campo ponderando y royéndole los huesos a la fiesta poncianista.

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ Y en eso estaban cuando llegó la afición de Guadalajara a ocupar sus asientos, en la Nuevo Progreso. La rechifla a Talavante, en el arrastre del primero de sus tres toros, no fue tanto por su desempeño, que en rigor no la merecía, sino que fue para contrarrestar en algo, la blandengue afición del DF, que lo había premiado una semana antes.

PITÓN IZQUIERDO A su primero efectivamente le hubiera cortado una oreja de haberse  usado el mismo rasero del domingo anterior. Por eso, se antojaría exagerado el abucheo tapatío: Talavante había toreado bien. Las verónicas al aquerenciado Ojo de Agua habían sido buenas, aunque el de Begoña se iba de paseo. Allá fue picado y luego con la muleta, Alejandro no superó al capote pero tampoco le fue inferior, es decir mantuvo la destreza, sin trascender.

PITÓN DERECHO Ojo de Agua haciendo honor a su nombre, se estancó en Toriles, allá fue Talavante a tratar de sacarlo y un aficionado exigió  ¨ ¡La pata pa´delante!¨ porque, como es sabido, Talavante atrasa la pierna de salida para hacer más combos los pases, con lo que contraviene el gusto ortodoxo de torear al hilo. Intentó atender le exigencia y por momentos lo hizo.

 PITÓN IZQUIERDO El diestro batallaba para ponerse en distancia adecuada para templarlo. Lo persiguió; pero no estaba naufragando. Otro grito le exigió: ¨ ¡En la querencia!¨ Ahí toreó y entró a matar; falló y llegó el primer aviso con rechifla.  Ya muerto el toro, se hinchó el rechazo porque mientras cruzaba la silbatina rumbo al burladero de matadores el Sr. Juez, echando sal sobre la herida, ¡decretó el arrastre lento a un toro con querencia!

PITÓN DERECHO Ese baño tapatío de chiflidos y abucheos nos fortaleció la hipótesis que más que zaherir al torero, era una reafirmación que en Guadalajara si saben ¨de qué color tiñe el verde¨ y no premian nomás por andar de fiesteros. No es que Talavante sea menospreciado como artista, porque le concedieron la oreja en el regalado, sino que en la Nuevo Progreso, además de exigir toros con presencia, a los toreros se les pide desempeño, ¨no como en otros lados, puesnn¨.

PITÓN IZQUIERDO Esa reacción del público tapatío, que en su plaza ¨corrige¨ lo erróneo en otras, es parecida a la que se dio en la reciente Feria de Pachuca cuando se presentó Ponce y la afición recordando la becerrada de Querétaro, que había toreado vestido de luces una semana antes, le cubrió con silbidos y abucheos.

PITÓN DERECHO Otra cosa. Talavante renuente para asumir la responsabilidad de ser el matador de mayor antigüedad, fue obligado a gritos: ¨Talavante, ¿Quién es el Director de Lidia?¨ cuando los banderilleros y peones, en el toro de regalo, habían tendido un  tianguis con los capotes y carreras. ¨ ¡Pon Orden, Talavante!¨ Con dos o tres capotazos ubicó al toro y los peones respiraron.

PITÓN IZQUIERDO El resto del cartel se quedó en promesa: Saldívar, una oreja de Margarito, un toro que se refugiaba y huía de la querencia, según cambiaba de talante. Juan Pablo, desorientado.

RECORTE FINAL Nos avisan que para tener mejor horario se pasaría el programa Toros y Toreros, a las 23 horas. ¿Y México Bravo? Con esas decisiones, que parecen envidiosas,  casi no se requieren anti taurinos.

DESPLANTE Precisamente por eso se habla de sacrificio, porque es un animal, aunque puede matar en cualquier momento. Si fuera ¨culpable¨sería un ajusticiamiento. Además, ¡tántos hombres y mujeres que se han sacrificado por valores humanos, éticos, estéticos, científicos y algunos por defender animales! ¿Son estúpidos?





miércoles, 20 de febrero de 2013

¨COMO DIOS MANDA¨

PITÓN DERECHO En la anterior entrega comentamos que percibíamos un cambio histórico en la apreciación que hace la afición de los dos componentes del tercer tercio. ¿La Muleta o la Espada? Para la mayoría, todavía, es más importante la espada que la muleta. O sea, una faena ¨mediana¨ coronada por una buena estocada, puede generar un premio. En cambio, una buena faena con mal acero, ¨se echa a perder¨ Esto es, con mayor frecuencia se pone la toledana sobre la sarga.

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ Pero esa tendencia parece ir cambiando, si bien lentamente, conforme los diestros despliegan más elementos estéticos antes de entrar a matar. Torear es cada vez menos una retahíla de pases templados aislados y cada vez más la suave ligazón de ellos, en tandas tan largas, como permita el toro.

PITÓN IZQUIERDO Por eso es que hay casos en que una faena tiene tales méritos, según los aficionados, que aún con espadazos fallidos o mal puestos, el diestro merece apéndices. Esta reflexión la hicimos por lo acontecido el 5 de febrero, cuando El Payo hizo una estrujante lidia a Ordaz y que en nuestra opinión y de algunos pocos, aún con tres pinchazos, merecía la oreja. Sin embargo el juicio mayoritario de la afición dictaminó que todo quedara en aplausos.

PITÓN DERECHO No pasó mucho tiempo para encontrar una lidia que pusiera en evidencia el otro extremo del arco pendular: cinco días después Talavante hizo a Rebocero una hermosa faena; un toro noble al que toreó con lentitud y temple, ligando pases previsibles e improvisando otros, puso de cabeza a la plaza. A tirarse a matar Talavante encarnó ¾ de acero, muy trasero. Los aficionados agitaron los pañuelos. El Juez le dio el rabo; Talavante lo declinó y la afición quedó satisfecha con dos orejas.

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ Talavante rechazó el rabo. Este gesto ético (aconsejado, según lo que pudo deducir de la entrevista previa en el burladero), fue otro ejemplo de su sorprendente talento de improvisación. Pero también prueba su creencia que una faena meritoria se echa a perder con una mala colocación de la espada; de otra manera no hubiera rechazado el premio y eso que había arribado según sus propias palabras, ¨al límite al que nunca había llegado¨. Aún más, expresó su deseo de cortar otro rabo, ¨como Dios manda¨, es decir matando bien.
PITÓN IZQUIERDO ¡Óle, Talavante!: Ética mata obsequiosidad.

PITÓN IZQUIERDO Sólo que hay un pero histórico. La reacción de la afición a lo hecho por El Payo y Talavante son indicios del oscilante gusto por la espada sobre la muleta, o la muleta sobre la espada. Por supuesto que no insinuamos que ambas faenas fueran del mismo signo y calidad; los toros eran diferentes, lo mismo los toreros. Lo que afirmamos es que estando ambas faenas por arriba del promedio, la falla con el estoque que en las dos se dio, fue considerada de diferente manera.

PITÓN DERECHO En el primer caso, el estupendo desempeño de El Payo no fue reconocido, a pesar de su magnífica muleta. En cambio a Talavante lo premiaron, a pesar de su espadazo infame. No es otra cosa que el signo de los tiempos contradictorios y ecológicos, que no ha acabado por asentarse en la mayoría de los aficionados; parece ser que los aficionados estrenan un estado de ánimo en cada corrida.

PITÓN IZQUIERDO En el futuro inmediato de la fiesta, ¿qué es lo que se privilegiará? Muleta o Espada; ¿La Estética sobre el Sacrificio? ¿El Sacrificio como valor superior en el Arte Taurómaco?

PITÓN DERECHO Mientras tanto con la consistencia de Talavante y su insólito talento para improvisar, el Monte Taurus no puede esperar tanto tiempo desolado; El Juli es requerido. Aunque, por otro lado, tal vez Alejandro, que se encuentra en la bifurcación, tome el rumbo hacia la Montaña Mágica; nosotros no vislumbramos el sendero que escogerá, pero por cualquiera que se vaya, será un torero importante.

RECORTE FINAL Los carpetovetónicos están tremolando los panderos y tiritando las castañuelas: dos españoles en hombros como colofón de la temporada mexicana. Los poncianistas deben guardar los atabales y chirimías esperando mejores tardes; ya llegará el turno a Juan Pablo, Saldívar, Silveti, Flores, El Payo, Rivera.



sábado, 9 de febrero de 2013

TIMBALERO Y ORDAZ


PITÓN DERECHO En el Aniversario 67 de La México El Zotoluco sin fluidez en su quehacer apenas nos regaló un recorte sorprendente, a Gente Buena, que pareció una media con chicuelina y desdén. Vean el video para repetir el óle. Morante esperó el toro con buenos modales, o que le dieran ganas, o ambas cosas. Nos ha puesto en ¨pausa indefinida¨ para aclamarlo.

PITÓN IZQUIERDO Esta celebración pasará al recuerdo colectivo por El Payo y por Ordaz de excelente trapío. El capote y el principio de la muleta fueron de trámite. Luego El Payo tomó el ritmo del arte con un toro de embestidas cortas con búsqueda de zapatillas. Nos elevó con su magnífica lidia. Cuando el toro quedaba corto, El Payo impasible con los cuernos rozando la taleguilla tocaba casi imperceptiblemente el cuerno contrario y salía con elegancia lenta del acoso.

 PITÓN DERECHO Una de las faenas memorables de la plaza México. Si con Timbalero y Mariano Ramos el  juez concedió una oreja y quedó faltó con la historia, con El Payo y Ordaz la afición es la que quedó corta. 3 pinchazos y una estocada. Merecía la oreja. Esto va a ser historia cuando revisen el video.

PITÓN IZQUIERDO Esta injusticia taurómaca se da por una aritmética obnubilada. Se dice que hay tres tercios, pero éstos se desdoblan, por los adminículos que se emplean, en cinco segmentos: Capa. Pica. Banderillas. Muleta. Estoque. Este quinteto de utensilios, tan distintos  unos de los otros, debería ser la razón para calibrar la vida del toro en el ruedo, en cinco etapas y por consiguiente, el desempeño de los toreros en cada una de ellas.

PITÓN DERECHO ¿Pero si evidentemente son cinco, por qué se habla de tres? Se deja oír un clarinazo entre capa y pica. Ese toque, ¿qué es lo que separa? ¿El cambio de enseres? Otro trompetazo nos prepara para las banderillas y otro más para la muleta. Pero la muleta no llena, por sí sola, esa última parte de la lidia, ya que su operación pude opacarse hasta el olvido por una mala estocada. ¿Por qué es así, si ambas pertenecen a un mismo tercio? ¿Por qué dividimos en dos, ese tercio? Esa separación en dos no es una especulación, porque ya tiene años de ocurrir en todas las plazas del mundo (Menos, obviamente, en las que simulan la tauromaquia con corridas incruentas).

PITÓN IZQUIERDO La explicación es añeja: se trata del sacrificio de la bestia, momento cúspide de la faena. El asunto es el misterio de la Muerte sobre la Estética de la Capa y Muleta. Esta persistencia del sacrificio como culmen de la corrida, es porque ésta, como cualquier otra expresión cultural, aunque vive con los tiempos de bondad ecológica y por eso le cuesta dejar de ser una liturgia exclusiva para la muerte del toro , han de pasar épocas para  transformarse en una experiencia de belleza de vuelos de capas y trazos de muletas que nos haga olvidar el sacrificio.


RECORTE FINAL Mientras tanto El Payo, agigantado con la muleta no pudo poner los gavilanes en todo lo alto, al primer intento, así como tampoco en la primera parte del capote había sobresalido. No recibió trofeos por el imperio que ejerce el Sacrificio del toro sobre la Estética de la Capa y Muleta, que pueda desplegar su matador.

jueves, 7 de febrero de 2013

Una tarde en la Árida Montaña


PITÓN DERECHO Resultó que el viaje para ver a El Pana, Morante y Talavante, no fue una excursión a la Montaña Mágica donde el imperturbable y consistente José Tomás rifa desde la cúspide, tampoco a la Montaña de Warner, ni a la de Thomas Mann, sino a la de Músorgsky. Los diestros se anduvieron por los rumbos áridos y no por los senderos donde florecen verónicas y faroles, óles y aplausos. ¡Qué desencanto!

PITÓN IZQUIERDO El Pana con su primero estuvo obligado a desbordarse hacia el callejón. Se repuso el diestro y quitó bien. Con la muleta recordamos un cambiado en tablas seguido de un desdén. Derechazos retirados y un aficionado gritó: ¨Estás toreando muy ceñido, Pana¨ Hay lugar para la ironía del aficionado; pero la razón está del lado de El Pana.

PITÓN DERECHO El Pana no es un doncel. Precisamente ayer, día 2 de febrero, cumpliría 63 años. Ha gastado sus reflejos en infinidad de lances y lleva el resabio de varias cornadas, dentro y fuera del ruedo. Torea retirado; con la falta de elasticidad para salirse de los hachazos tiene que torear dentro del espacio que crea, alargando los brazos.

PITÓN IZQUIERDO Atendiendo lo anterior, para disfrutar del toreo del tlaxcalteca no debemos reparar en lo crispado de su cuerpo sexagenario, sino esperar la hermosa lentitud del engaño y la forma impresionante con que lleva templados los cuernos. Óle. Es difícil apreciarlo; los aficionados estamos ¨educados¨ para ver simultáneamente al torero, al engaño y al toro. Ver la armonía de ese triple ensamble es por lo que vamos a la corrida. Se frustra el encanto si uno del trío falla, porque frustra el lance.

PITÓN DERECHO Por lo tanto es una tarea de cuidado paladear lo que hace El Pana. Tenemos que enfocarnos a ver el engaño y la embestida, ambos elementos convocados por su cuerpo ya sin goznes juveniles. Esta tarde, la última en Guadalajara, sus toros salieron quedados y Las Golondrinas fueron dolientes tanto más cuando las acompañaron en su vuelo de despedida los abucheos de un público implacable que no le perdonó la fala de permiso para que un peón saliera a recibir los aplausos, por una actuación notable.

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ Regaló el 7º que salió noble y débil. Resarce la omisión y brinda al peón relegado. Otra vez Las Golondrinas, cada vez más tristes. Un vitolina y derechas con trinchera, 10. Pincha. Por poco se le va vivo lo que hubiera sido más de su estilo, pero quedó en un aviso.

PITÓN DERECHO Morante, la otra esperanza de la tarde tampoco cristalizó. A él le faltó más que a cualquiera de sus alternantes, el toro a modo. ¡Cómo estarían las cosas que, en su segundo cuando manejaba la muleta insulsa, un grito sugirió la solución: ¨Ayúdale, Pana¨!




PITÓN IZQUIERDO Talavante fue el mejor librado. Es un privilegio verlo; es un improvisador consistente, lo que lo convierte en Rara Avis en este grupo de escaladores de la Montaña Mágica. De ellos, sólo José Tomás es previsible: torea bien una tarde sí y otra también. Los demás se aparecen como milagros. En esta tarde Talavante, miembro del grupo escalador también mostró su consistencia pero por el ritmo de su lote y su estoque impreciso, no trascendió.

viernes, 1 de febrero de 2013

ASEDIO A LA MONTAÑA MÁGICA

PITÓN DERECHO El pasado domingo 27 Talavante concluyó, por el cuerno derecho, una tanda de verónicas soltando la punta derecha y dejando el capote sostenido por la izquierda. El toro Hachico de los Hadman, no sólo participó en esa delicia de pase; también sirvió para que Talavante presentara sus cartas credenciales en La México. Ya había toreado aquí, pero no así. Se llevó dos orejas. Como apertura del último tercio, Talavante citó desde los medios: parecía que trazaría una Vitolina con suavidad rítmica; pero al entrar el toro en jurisdicción se pasó la muleta a la espalda y resolvió el envite con una Arrucina imperial.

PITÓN IZQUIERDO Con ese pase inició la faena, a diferencia de lo usual que es utilizarlo como desahogo de una tanda. Talavante ligó tal pase con una Dosantina continuada con un cambio a la izquierda. El toro se detuvo y el diestro lo esperó; le dio unos naturales lentísimos y templados y pasado el engaño de nuevo a la derecha, esculpió en medio del clamor de óles, otra Arrucina trepidante.

PITÓN DERECHO Órale.

PITÓN IZQUIERDO Ya nos habíamos pasmado con la amalgama fina que hace el diestro con la Vitolina y la Arrucina y que nos parece de lógica nombrarla Talavantina. En un anterior artículo propusimos el origen de tal evolución, como un paso más allá de la regiomontana, que es un abaniqueo, pero que si se continúa con mano izquierda, transformándola en pase, resulta una Arrucina y si se hace por el cuerno derecho, emerge una Vitolina y si ambos trazos se trenzan a partir de un solo cite, resplandecería la Talavantina.

PITÓN DERECHO Todo este preámbulo justifica la peregrinación a Guadalajara para ver a Talavante con Morante y El Pana, otros creadores taurinos. O, si los hados del mundo dionisiaco aparecen, disfrutaremos a Morante y El Pana, con Talavante. O a El Pana con Morante y Talavante. La perfección taurina seria extasiarnos con los tres, en una misma tarde.

PITÓN DERECHO Por supuesto que la Montaña Mágica, donde se alternan en sus alturas José Tomás, Morante, de Paula y otros dionisiacos, está activa y precisamente para ver ¨de qué color tiñe el verde¨, vamos a Guadalajara; tal vez haya una conmoción que desgaje la mole mágica. Cualquiera de los tres puede hacerlo.

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ Hace unos dos años escribimos una columna titulada ¨Adiós Pana¨ porque creíamos en la inminente desaparición del tlaxcalteca de los alberos taurinos. Aquella tarde en Tijuana, en la Villa Charra de Bowser, nos pareció el ocaso de una figura. ¿Este domingo se dará el mentís público? Ojalá que así sea.

PITÓN IZQUIERDO Para esta fecha inicialmente se hablaba de El Juli, pero la pócima ¨Jet Lag sobre Granos de Granizo¨ modificó el cartel, apresurando el nombre de Talavante. Así, en la cima del Monte Taurus no hay acción, pero no es sede vacante porque quien señorea ahí vuelve en dos meses. Mientras tanto los carteles que se darán en ese lapso, en todo el mundo taurino, incluirán los nombres de quienes están en la fila de aspirantes a techarlo.

RECLAMO PONCIANISTA En la entrevista televisada posterior al triunfo con Hachico, Talavante encomió el temperamento del toro mexicano, que lo obligó a él, a buscar más elasticidad para así ¨afinar la estética¨ necesaria para su lidia. Lo cual trae de nuevo a la arena de las discusiones, sabrosas e interminables, sobre si El Juli o José Tomás ya figuras hechas, como es Talvante, tuvieron que ¨aprender¨ alguna vez a templar al toro mexicano.

COJINIZA CARPETOVETÓNICA Claro que no, ya que ellos, por razones de su temprana formación taurina fueron toreros mexicanos…nacidos en España. Esto se tiene que aceptar de igual modo que las vidas y hazañas de muchos toreros españoles…nacidos ultramar. Detengan sus cojines.

PITÓN IZQUIERDO Esto no significa que postulemos la existencia de dos tauromaquias, pero si que hay dos encastes categóricos de una sola sangre de origen ibérico. Descontando las corridas incruentas, que si son ¨otra¨ tauromaquia, la tauromaquia por antonomasia es a la usanza española. Y esa es la que se practica en México, con un toro distinto.


RECORTE FINAL Pero es el toro es tan distinto que obliga a Talvante y a otros más, a ¨afinar la estética¨ para trascender como oficiantes de este arte sui generis y no todos lo han podido hacer.