Follow by Email

jueves, 29 de noviembre de 2012

LOS NATURALES


 
PITÓN DERECHO Vaya con la oferta de este fin de mes taurino del 2012 en La México. El domingo 18 Garibay, Amaya, Luque. Este último se dejó ver con Luna Brava y le cortó dos orejas con temple y mando. Luego al día siguiente vino el deslumbre de Morante de la Puebla, con Chatote, de la dehesa de San Isidro. 

PITÓN IZQUIERDO Para colmar la suerte, vino el domingo 25 la corrida de seis orejas con Los Encinos, El Juli, Saldívar y Silveti. Fue una tarde redonda que tuvo barruntos notables en anteriores fechas: la toma del estoque como fusil que hizo El Zapata en la faena a Caudillo, de San Isidro. Las dos verónicas que en gran parte del recorrido fueron de ensueño y que luego fueron enganchadas a Morante en su primero de Jorge María, llamado Villa. Una tanda con la derecha, de José Mauricio a Madero, también de Jorge María. La consistente demostración de poderío de El Zapata en quites, banderillas y las combinaciones de distintos pases, con el sello de la casa. 

PITÓN DERECHO Tanto detalle torero y algunas faenas completas de mexicanos son los efectos benéficos del sunami del invierno europeo que con Luque, Morante, El Juli, Mora, Castella, Talavante, han encontrado en Silveti, Sánchez, El Zotoluco, Saldívar, Macías, Garibay, Flores, Barba la oleada de valores correspondientes con las que la Fiesta se engalanará enormemente.

PITÓN IZQUIERDO Por cierto en los tendidos y en los micrófonos se indagó la preferencia de los aficionados por los naturales de Morante de la Puebla, del lunes anterior o los de El Juli del domingo 25. La mayoría de los consultados sintió la obligación de escoger uno de ellos. Pocos dijeron que eran dos cosas distintas; dictamen en el que coincido. Si nos pusiéramos pedantes diríamos que están distanciados ya que unos son naturales dionisiacos y los otros apolíneos.

 PITÓN DERECHO Ese tipo de disyuntiva en que se enfrentan dos tipos de estética tiene solución en la proposición de Nietzsche cuando habla de las dimensiones dionisiaca y apolínea de la experiencia artística o de la vivencia estética, a partir de la tragedia griega. (Recuerden que les advertí de la pedantería). 

PITÓN IZQUIERDO Según él algunos creadores de belleza tienen un talento desquiciante con el que alcanzan a empujar al espectador a una experiencia demencial. Serían los dionisiacos, los arrebatados, los desbordantes. Por otro flanco existen los creadores apolíneos, que son aquellos que se apegan a los cánones, al orden, a la medida y quienes conmueven con su elegancia, mesura  y pureza.

PITÓN IZQUIERDO, OTRA VEZ Los toreros pueden alojarse en esas categorías. Los dionisiacos serían aquellos toreros que revuelven las entrañas de la emoción y nos llevan al arrebato visceral. Aquí pondría este ciber sitio a José Tomás, luego a Morante de la Puebla, De Paula, El Pana, El Chihuahua, Curro Romero, El Cordobés, Amado Ramírez. 

PITÓN DERECHO Por el otro lado hay creadores que arrebatan por la pureza de su creación, por el orden que ponen en su creatividad artística, son los que acomodan su técnica al servicio de la estética. Aquí están El Juli, Ponce, El Zotoluco, Garibay, Manzanares, Talavante y estuvieron  Mariano Ramos, Armillita, Domingo Ortega. 

PITÓN IZQUIERDO En otro sentido Pepe Alameda propone la innovación y la tradición como criterios para dividir en dos grupos a los toreros. Existen, dice él, toreros ortodoxos y heterodoxos: Son los innovadores y los, digamos, tradicionalistas. En su momento los innovadores bien pudieron ser los dionisiacos, aunque él no emplea el terminajo y al paso del tiempo, su aporte a la tauromaquia ocuparía un espacio apolíneo ya que su impronta pasa a ser elemento necesario del canon taurino. 

PITÓN DERECHO Siguiendo con los toreros apolíneos y los dionisiacos, según las categorías sugeridas por Nietzsche, hemos asignado dos cumbres utópicas a estos grupos. El Juli, señor de las distancias, temple y mando, domina, según nuestra opinión el Monte Taurus, el paraje asignado a los toreros que hacen de la técnica y elegancia elementos imprescindibles un domingo sí y otro también. Y en la Montaña Mágica están los arrebatados que agarran las gargantas y estrujan los corazones cuando sueltan los duendes y esencias misteriosas en efluvios dionisiacos. Ahí presiden José Tomás, Morante de la Puebla,  De Paula, El Pana, en ese orden, o en otro.

REMATE FINAL El problema de las clasificaciones es que son de naturaleza artificial y los toreros, que son reales, pueden pasarse de una a la otra según el toro y su talante momentáneo y mientras llegan esas bienvenidas sorpresas, disfrutemos recordando los naturales. Órale. 

viernes, 16 de noviembre de 2012

REGÁLAME UN TORO

PITÓN DERECHO Adolfo  Ruiz Cortínez,  presidente de México  del 52 al 58 del siglo pasado, dijo que ¨El mejor jugador de dominó  del mundo, lo demuestra con las fichas que le tocan¨. Aplicando severamente esta conseja a la tercera corrida  de la temporada en la Monumental  Plaza México,  el 11 de noviembre,  nos hubiéramos quedado sin toros de regalo porque los toreros no pudieron darnos una muestra de lo que puede hacer, con los toros de su lote, exclusivamente. Salieron los de regalo y tampoco sirvieron para que los toreros nos  conmovieran con su estética.
PITÓN IZQUIERDO Esos regalos fueron fallidos intentos de congraciarse con la afición decepcionada y nos hizo pensar que lo único que  garantizan los toros de aguinaldo  es que el torero se aplicará más a ellos que a los de su lote. Más que sacarle provecho al toro, quiere sacarse él  la espina por la mediocridad de su desempeño en su lote. ¿Será que ya lo había semblanteado  mucho antes y no quiere reconocer que se equivocó y por eso insiste?
PITÓN DERECHO Además, el torero tiene el interés que el público disfrute las excelencias que creyó adivinarle al regalo cuando lo escogió ­para obsequiarlo a la afición. El Zotoluco, Castella, Juan Pablo Sánchez y los toros de Bernaldo de Quirós y Campo Real, no pudieron integrar un recuerdo perdurable en esa tarde irremediablemente olvidable. Un abaniqueo de El Zotluco a su primero, una larga cambiada a su segundo. Verónicas de Castella y algo de la muleta  de Sánchez.

PITÓN IZQUIERDO La decepcionante información que se suspende la temporada en Calafia. Ni modo, a ver toros por la televisión. Que, por supuesto no deja de tener las ventajas del comentarista conocedor y las repeticiones de los lances, pero no ofrece la comunión del entusiasmo compartido ni la eventual cátedra (dada o recibida), del eventual conocedor.

Milton Castellanos

PITÓN DERECHO Pensar que no se pudo llevar la Fiesta en paz por la incompatibilidad de intereses y estilos para hacer las cosas. Si esa fué la razón, debemos entender que el gusto y la inclinación por la Fiesta no fueron suficientes para sobrevolar las diferencias. Por el momento nos quedamos con la leve esperanza que no sea cierta  la interrupción. 

PITÓN IZQUIERDO Milton Castellanos está vinculado a  Calafia por ser un  visionario respetuoso de las tradiciones y misterios de la cultura nacional. Encontramos que hay una especie de justicia taurina en el caso de Milton Castellanos Everardo ya que su vida está ligada con el Par de Calafia, no tanto porque él haya sido el constructor del coso, donde el Pana hizo historia,  sino porque una de las fechas inscritas en la historia de la torería cachanilla, es la fecha del Par de Calafia,  el 23 de marzo que resulta ser, precisamente la del cumpleaños de nuestro Gobernador Castellanos Everardo.
Par de Calafia
RECORTE FINAL ¨Cuán gritan esos malditos…¨ La verdad es que no serían malditos en el caso de los gritos de La México: esta que gracia lépera recorre los tendidos, como la llamada Ola Mexicana, sólo que hecha de carcajadas. Hace dos o  tres domingos escuchamos algunos gritos que queremos compartir.

UN GRITO Un torero  elabora una obra de arte con sus pases. El público la envuelve con óles clamorosos. Cuando el torero remata y el público celebra el cierre de la tanda, se hace un silencio; mismo que aprovecha el gritón para poner en su lugar, al diestro y sus corifeos: ¨¡Regular, regular!¨ vocifera y el grito recorre los tendidos. Alguien, también aprovechando el silencio contesta: ¨¡Regular, tu hermana!¨  Las carcajadas inician el periplo  circular entre la  plaza casi llena.  


UN GRITO  MÁS  Los aficionados están coreando una tanda de pases con la derecha que el diestro dibuja con primor sobre la arena. Otra tanda más con el mimo brazo y que mantiene la  calidad. Un lapso para darle tiempo al toro de reponerse. Mismo que uno espera que sea algo más meritorio y serio, grita: ¨¡Con la izquierda!¨ Y antes de que el torero reaccione,  en cualquier sentido, otro aficionado se desgañita: ¨¡No se vale decir!¨   


jueves, 8 de noviembre de 2012

BARRALVA, COLOMBIA, TOROS Y TOREROS



PITÓN DERECHO No pude acercarme a terminar de leer las pancartas ruidosamente portadas en los comedores dominicales de la Plaza México. Varios uniformados que formaban un retén castrense me impidieron acercarme porque así, explicaron, me protegían de los atacantes. Me llamó la atención una joven mujer que blandía un cartel furioso que no hacía juego con su semblante en blanco. Ella  insultaba sin convicción en la mirada. Nos observamos.
 
PITON IZQUIERDO El objetivo del ¨operativo¨ desplegado era evitar enfrentamientos y en caso de que yo insistiera, podían llevarme a la comisaría. Órale; entonces los gritones pueden insultar y si uno de los insultados se aproxima para leer sus disparates, puede terminar en la cárcel. Premonición siniestra de lo que pudiera ocurrir, si al momento en que los asambleístas del Distrito Federal discutieran el asunto, permitieran a los anti expresar sus ideas, a lo que tienen derecho, pero impidieran a los taurinos manifestar las suyas, también legalmente. 

PITÓN DERECHO Separarlos ¨para evitar enfrentamientos¨ Lo que estaría bien siempre y cuando, ya que no se permitiría el diálogo ni la polémica entre los grupos antis y pros, ellos, los licurgos se documentaran leyendo libros. Pero eso de que lean libros se ve más difícil a que salgan toros encastados por toriles. 

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ Este domingo 4 de noviembre, aparece la ganadería de Barralva, la que tiene reconocidos y documentados méritos. Y uno en especial: El Juli en mayo del 2002, en Tijuana toreó como pocas veces hemos visto, a Almirante, uno de sus pupilos. En su momento dedicamos unos párrafos a tamaña proeza. En esta la segunda corrida de la temporada, aparecen junto a los Barralva Macías, Talavante y El Payo. 

PITÓN IZQUIERDO Bien presentados y mejor comportados; fueron de dulce. Tan fueron de dulce que en sus embestidas hicieron difícil separar la lentitud del temple. Particularmente Príncipe, el que holló la arena, y que fue lidiado en los medios. El Cejas nos obsequió con una arrucina sobresaliente. Oreja. En su segundo, hubo un quite que entusiasmó. 

PITÓN DERECHO Talavante estuvo por momentos artista, específicamente cuando se dobló con Cumpleañero y un quite anterior, ese sí,  templado de veras. Con Marinero vimos cinco muletazos sin enmendar. 

PITÓN IZQUIERDO El Payo dio a Cachetón unas verónicas buenas y se superó con tres tandas de naturales de las cuales fueron conmovedoras las dos últimas. Arrastre lento para el toro y salida al tercio de diestro. En su segundo, Maitecho, se lució con pases lentos, algunos templados. Derechazos hermosos y naturales en los medios. Oreja.  

PITÓN DERECHO  El suntuoso edificio novohispano de La Casa de España nos albergó a los aficionados que celebramos, señores con gusto este día de placer tan dichoso: 40 años de Toros y Toreros. De aquí en adelante, cuando hablemos de grandes eventos taurinos, diremos: ¿Y los cuarenta años de Julio Téllez en Toros y Toreros? Sí, sí, sí, Ponciano, Gaona, Armillita, Balderas, Rivera, Silverio, Garza, Liceaga, Solórzano, etc, ¿Y los cuarenta años de Julio Téllez en Toros y Toreros? Óle, Don Julio, un abrazo.




CAMBIO DE LIDIA Buenas noticias por la decisión de altas autoridades colombianas. No pueden tomarse decisiones localmente en contra de las tradiciones nacionales. Las corridas están firmes para fines y principio de año. ¡Las Ferias de Bogotá, Cali, Manizales, donde preside mi Macarena!

viernes, 2 de noviembre de 2012

PONCIANISTAS Y PONCISTAS



PITÓN DERECHO La tarde hermosa, el lleno casi. ¡Qué vuelta la ruedo de las cenizas apagadas de Mariano, que nos dejó esa faena a Timbalero, que todavía arde! ¡Torero! Mariano Ramos, con su empaque taciturno, modesto curiosamente nos dejó un recuerdo soberbio, altivo. ¡Torero! Que el portador de las cenizas haya sido Cilis, el novillero de gratos recuerdos en la reciente feria de Pachuca, debe ser de buenos augurios. 

PITÓN IZQUIERDO Ocupémonos de los vivos. Si el lleno fue casi, también toros y toreros fueron casi; las espadas mal afiladas. La nombradía de Xajay promete (¨El prometer no empobrece¨), bravura, nobleza, trapío, casta, (Aunque no en ese orden), Ponce, Spínola y Silveti atraen con la esperanza que puedan hacer lo que saben hacer, que no es poco. Estamos pues, ante la posibilidad de una tarde memorable por las excelsitudes de los diestros, ya acreditadas y las acometidas bravas de la ganadería que pasta en La Laja, Querétaro.

PITÓN DERECHO El primero es recibido con verónicas de la casa, alargadas, templadas, con recorte al picador. Recibe aplausos al brindar al público. Se dobla, también con el sello de la casa. Por el poco recorrido de Artista gira la cintura para prolongar la reunión. Bien. La nobleza sin casta, la bravura sin fuerzas, izquierdas lentas, sin ligazón. Estocada buena. Aplausos.

PITÓN IZQUIERDO Spínola a su primero que tenía recorrido, algunas verónicas. Con la muleta tandas con la derecha y la izquierda, sin hilvanes. Se mejora con tres derechazos buenos. El toro busca la querencia natural. Lo cita a favor de la querencia, lo cual era lo de esperarse y el toro adivina que quiere ser recibido, adelante la embestida antes de ser citado y nos da la impresión (teníamos al diestro de espaldas), que más que pinchar recibiendo, el pinchazo había sido al encuentro. 

PITÓN DERECHO Resultó herido el torero y dentro de la confusión por la apresurada intervención de los peones, Ponce pone orden en un episodio poco frecuente porque en la actualidad, los diestros obligados a ello, que son los de mayor antigüedad, rara vez toman alguna decisión como Directores de Lidia. Óle por Ponce. 

PITÓN IZQUIERDO Habría que recordar el 30 de mayo del 2012  en Las Ventas, cuando la omisa Dirección de Lidia agravó el desempeño de Garibay. El Poncianista que hay en mí sospecha que fue deliberada la omisión. El aficionado que también porto, dice que no sería raro. En su oportunidad hice algunas observaciones a dicho episodio.

PITÓN DERECHO Silveti iluminó la tarde: verónicas que fueron elevándose a la culminación de un remate primoroso. Con chicuelinas dejó lista la vara.  Luego sus gaoneras rematadas superiormente. La muleta por lo alto, sin enmendar, 5 veces. Las izquierdas fueron buenas. Luego las derechas en los medios resultaron magníficas, con mando, sin corregir. Dos dosantinas, de tres tiempos cada una por la embestida de Bonachón. Dos tandas de bernardinas emocionantes. Después recibió un aviso. El toro recibió aplausos y el diestro igual, con vuelta.

PITÓN IZQUIERDO Siempre Alegre, entristeció la tarde. Bien veroniqueado al salir. Mal el público, peor Ponce. Don Juan y Spínola no mejoraron el ambiente. Silveti nos dio esperanzas con una caleserinas arriesgadas. Con la muleta unas manoletinas que entusiasmaron. Aviso. 

PITÓN DERECHO Ponce regaló un séptimo que era lo que esperaban los Poncistas. Los Poncianistas lo encontraron enjuto y abuchean y con un confeti de cojines bañan a toro y torero. De nada valió que se llamara Tapabocas. Parece que lo repudian, no por chico sino por feo (Hablando del toro). Los Poncistas sufren por la incomprensión y los que estamos clavados en la Tauromaquia, nos divertimos. Pinchó un buen rato. 

PITÓN IZQUIERDO Todos los toros tienen lidia. Pero no todos los toreros, ni todos los públicos lo entienden. Ponce es uno que entiende. Hay toreros que saben pero se desganan cuando el toro no es de chip. Hay otros que no saben qué hacer con uno difícil. Ponce puede con estos y aquellos. 

PITÓN DERECHO Algunos aficionados aprendimos, no del toro, ni del diestro, sino del público que con su conducta parece harto de Ponce y sus andanzas. Aún así, no se aguantarán las ganas de verlo a mediados de enero. Ponce no aburre cuando las cosas van mal y menos cuando está en Ponce. 




RECORTE Se extiende entre el público la idea: el toro de regalo es una manera de sobre volar el sorteo y ¨garantizarle¨ al donante un buen toro. Órale.