Follow by Email

jueves, 31 de mayo de 2012

GARIBAY Y EL DIRECTOR DE LIDIA


PITÓN DERECHO A Pusieron a Garibay entre la espalda la pared: Un torero de 62 años y otro que venía de encerrarse con seis Miuras. Además, para añadir peso al sobresalto, el difícil aficionado de Las Ventas. A pesar de estar con voluntad y dar tres o cuatro evidencias de su temple, no hubo permanencia en su aceptación por la mansedumbre de los de Carriquirri.

PITÓN IZQUIERDO Cuando salió su primero ya había toreado el veterano. Se notó el cambio en las maneras de templar el capote pero no llegó a más. Luego con la muleta dos o tres pases ligados coreados pero sin permanencia. El toro huidizo, mansurreaba y para acabarla Garibay se desentendió de la lida y se convirtió en un espectáculo anómico ya que el veterano, a quien le correspondía el papel de Director de Lidia y que necesariamente tuvo que percibir la turbación de Garibay, no tuvo intervención alguna que el Reglamento le ordena.

PITÓN DERECHO La gritería fue grandiosa durante la corrida. Los toros, no quisieron tomar las varas en contra querencia, salvo el sexto que lo hizo desde los medios, tres veces, tres. Lo que valió la tarde. Pero cuando el toro prefería al picador de querencia, el público protestaba y no dejaba que lo picaran ahí, desatendiendo también el reglamento que coloca precisamente a un picador para esos casos.

PITÓN IZQUIERDO Después de la corrida acudimos a una conferencia de un notable del mundo taurino acompañado de dos personajes, que sin ser aficionados cabales, estaban próximos la tauromaquia por su afición al cine y lecturas. Esto bastó para establecer una conversación amena escuchada por los que habíamos asistido a la corrida. Todos les temas fueron alrededor o derivados de textos de Hemingway.

PITÓN IZQUIERDO, OTRA VEZ Al final el público asistente fue invitado participar y por ahí intervino un joven aficionado español que había convivido con El Pana algunos días durante los que permaneció el diestro de Tlaxcala, cuando vino a torear como consecuencia de aquella espectacular corrida en La México.

PITÓN DERECHO Por nuestra parte comentamos de la necesidad de entender el sacrifico como parte entrañable del arte taurino. Y derivada de esa naturaleza trágica la incompatibilidad con las películas porque nos han acostumbrado a los finales felices y al evitarse la muerte del toro, como centro de una película taurina, nos vamos por las convenciones joligudescas que desenvuelven al final de la cinta, casi cualquier drama en abrazos y besos.





martes, 29 de mayo de 2012

EL JULI EN NIMES

PITÓN DERECHO El cartel no podía tener ningún “pero” se trata de tres matadores muy por encima de la mayoría. Además, El Juli tomó la alternativa en Nimes, después de haber forjado su temperamento básico con toros mexicanos y así llegar después de centenares lidiados, a su  personalidad taurina. Mantuvo en consecuencia una lejanía de su lugar de nacimiento físico. Esta lejanía también se mantuvo durante la actual Feria de San Isidro en la cual ni él ni Ponce asistieron. Su presentación en Nimes tuvo, pues, el morbo de percibir si los óles se escucharían allende los Pirineos.


Lo acompañó Sebastián Castella,  francés de primer nivel en la tauromaquia mundial. De un toreo terso, si mucha emotividad,  pero de excelente técnica, según esta columna y no hizo  mala pareja con El Juli, ni desmejoraba la tercia con Jiménez Fortes quien confirmó.
PITÓN DERECHO Un lleno hasta el anfiteatro, que sería el equivalente a las entradas generales en donde loa asistentes tiene la opción de ver la corrida y también la de divisar el perfil urbano de la ciudad milenaria. Los toros de Garcigrande, esperaban desde hacía rato en los chiqueros (No cuenta la plaza con corraletas, según medio entiendo a un aficionado, cortés y medio indecifrable).
PITÓN IZQUIERDO Suena la Marcha El Toreador, de Carmen e inician el paseíllo los diestros que han de cruzar un centenar de metros por la parte alargada de la arena. Los aficionados palmotean alegres en esos momentos pero durante la lidia, ya lo habíamos observado, guardan un silencio de sala de concierto, como en Sevilla. Luego irrumpen en gritos cuando la tanda de pases ha mantenido el corazón en suspenso, mientras de integraba con cuatro, cinco y el remate.
PITÓN DERECHO Antes de relatar escuetamente la parte taurina, quiero referirme a una costumbre que en alguna ocasión también se tuvo en La México. Aquí, cuando empieza la corrida los ocupantes del  Anfiteatro se desenrollan como gran alfombra multicolor y cubren los lugares no ocupados, que son más caros. Después cuando llegan los retardados se hacen a un lado, pero no del todo y se quedan como si nada, más apretados. A  mí me tocó una madame muy parlanchina y con una gran capacidad de reacomodarse en el espacio incómodo.
PITÓN IZQUIERDO Otra peculiaridad de la arena es que las localidades no son “barreras, tendidos, generales, lumbreras, palcos”, sino mantienen su lejanía con la nomenclatura  usual en otras plazas.  Son diez, a saber (1) Premiere A &B. (2) Toril Bas B. (3) Toril Bas A, (4) Seconde A&B. (5) Toril Haut B. (6) Toril Haut A. (7) Tribune Présidence. (8) Tribune Toril. (9) Gradin-Gde Tribune & Tribune Haut, allí estuvimos la madame y yo, y (10)  Amphithéà`tre. En la más cara se pagan 106 Euros y en la más plebeya es de 21.
PITÓN DERECHO Con el corte de dos orejas sacan al diestro por la puerta de Los Cónsules que es la misma de el paseíllo y del arrastre y por ahí salió El Juli.  El Juli toreó como si no tuviera reconocimiento. Con toda capacidad de suavizar cualquier toro, de hacerlo pasar y cuando se quedaba corto, encontrar un cambio de muleta, una vuelta de cintura, un muñecazo leve. Todo lo hizo de manera tal que nunca pareció que algo se interrumpía. Un lento evolucionar en las distintas embestidas de un animal al que no puede ponerse de acuerdo, previamente y que sin embargo no deja de pertenecer al ritmo estético del buen torear que le obliga El Juli.
PITÓN DERECHO, OTRA VEZ También Castella hizo de la suyas, pero no atinó con la espada. Para mí fue inesperado el dictamen seco de los aficionados. No le regalaran premio alguno. No se dio la benevolencia que yo esperaba. El nacionalismo no turbó la tarde.
PITÓN IZQUIERDO Recuerdo una tarde con el El Zotoluco alternando con El Juli, creo que en Calafia o en Playas de Tijuana. Esa tarde los aficionados mexicanos gritaron “México,  México”  incansablemente. Esa tarde El Juli estuvo en El Juli y El Zotoluco en El Zotoluco. Pudimos disfrutar ambas versiones del arte.
PITÓN DERECHO En su segundo toro de esta tarde nimeña El Juli hizo algo que no le había visto: empezó la faena con naturales, sin ningún tanteo, sin alargar la pierna en el medio rodillazo acostumbrado. Genial.


domingo, 27 de mayo de 2012

NIMES, JUAN PABLO

PITÓN DERECHO Tuvimos la oportunidad de ver Juan Pablo en dos plazas que significan mucho para cualquier torero y en el caso del de Aguascalientes aún más, porque fue en Las Ventas donde confirmó una tarde en la que fue el único decoroso y luego al día siguiente en Nimes, plaza de su alternativa. En la corrida nimeña después de un pinchazo cortó la única oreja de la tarde. Este seguimiento a la figura, nos obligó al trajín de media semana típico de los viajeros que hablan solos cuando colocan por riguroso orden de uso doméstico lo que después aparecerá en otra maleta.

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ En Nimes, descubrimos el hilo negro: es otro tipo de afición. Los alrededores del coso romano de dos mil años de antigüedad bullen con puestos bien ordenados, con baratijas toreras, libros taurinos que uno quisiera beberlos, comida y mujeres típicas, una y otras olorosas a leña de otro hogar; cerveza oscura helada muy al tono del calor nimeño de fines de mayo.

RECORTE Lo intrigante es que es otra afición, pero con el mismo toro español. Son pocas las ganaderías de toros bravos que pastan en sur de Francia, así que, si es el mismo toro lidiado en las arenas españolas, ¿cómo se explica la diferencia del comportamiento de la afición? Tendría uno que recurrir a la tradición, al gusto, a la idiosincrasia del francés del MIDI que ha defendido la permanencia de la fiesta, lo que no ha ocurrido en la amplia zona del norte de Francia, que incluye a Paris, donde las corridas de toros están prohibidas.

PITÓN IZQUIERDO La plaza de Nimes, ya se sabe, es oblonga. Una sola entrada para las cuadrillas, el arrastre y la del Cónsul, la triunfal. La banda de música toca a su criterio y la afición palmea. Escuchamos Las Chiapanecas con tonos y palmas francesas. Las escalinatas reconstruidas algunas y otras construidas modernamente pero instaladas con cuidado para no romper la visión romana. Se ofrece, dentro de las restricciones propias, la comodidad del espectador moderno a gusto disfrutando de una corrida de toros, dos mil años después de que se hubieran apagado los gritos en bajo latín. 
  
PITÓN DERECHO  En el folletón francés de la corrida 18 de la feria de Nimes, aparece un párrafo que más que anunciar, parece denunciar el cartel: dos figuras “médiatiques”, Paquirri y El Fandi y Juan Pablo Sánchez, el otro torero. Y así fue la corrida, el Paquirri a quien no se le extingue la facha de novillero voluntarioso, apuesto y El Fandi un acróbata de las banderillas. Así torearon pero como dicen los chavos, “luego llegó la verdura”. Es decir llegó la verdad.

PITÓN IZQUIERDO Y la verdad en el toreo se llama ligazón pausada. El aporte fue de Juan Pablo; le dio continuidad a las embestidas de un toro serio, le metió los muslos, giro la cintura, dirigió con lentitud, pinchó y estocada; oreja. La  única. Dieron a ganas de gritar, “¡Arriba Aguascalientesnn!”

PITÓN DERECHO Pero los nimeños tan silenciosos como los sevillanos, se hubieran extrañado del grito. Estamos hablando de un coso donde los bestiarios durante siglos habían lidiado leones y, según sugiere una fuente antiquísima, cocodrilos. Pero por algún mutante cultural enmudeció el palenque y en estos días un alarido de ese tipo hubiera significado salirse de la costumbre local. Qué silencio tan respetuoso. Viva la France.

PITÓN DERECHO El silencio de Nimes es consanguíneo del sevillano. Unas tandas, en este caso las de Juan  Pablo que valdrían, cada una, cinco óles en México, aquí fueron aplaudidas hasta que se remataron. Pero durante el engarce de las tandas de cinco pases, tal silencio incomoda a nosotros los gritones de los pases uno por uno. Es tanto el silencio que en un momento un chillido infantil se pudo escuchar en el coso (que además, fue en francés), cuando toreaba bien Juan Pablo.

 PITÓN IZQUIERDO El viaje había sido un sacrificio con la esperanza de ver el triunfo de uno de casa. Las instrucciones en las terminales de trenes y autobuses son tan despiadadas en su celeridad para farfullar tres idiomas incluyendo el español, que es un milagro que uno no termine de turista despistado en otra ciudad. Pero el mundo taurino es otro planeta. El toro pone a todos en su lugar. Uno queda donde debe estar. Es un regalo que tanta diferencia en el idioma, en la indumentaria, en los rostros, en la cultura del antojito (vi a un francés comiendo churros con nieve), nos ponga a todos en fila para entrar a ver los toros. 

PITÓN DERECHO Y a la salida vimos a los aficionados toreando y dando explicaciones en un idioma que nos parece, a primera vista (¿a primera oreja?), tan ajeno al mundo de los toros, pero que viéndolo bien, es consustancial a él. Pongamos por ejemplo que en el mes de agosto, aquí en este mismo coso se presentará la Ópera Carmen de autoría de un autor francés Bizet, que por si fuera poco incluye la pieza más escuchada en el mundo taurino y no taurino y es con la que se parte plaza en infinidad de alberos, incluyendo Guadalajara y Texcoco y por supuesto en Nimes. 




RECORTE  Hoy torea El Juli en las arenas donde también, recibió la alternativa. Se hizo acompañar por Castella y Jiménez Fortes. ¡El Juli en Nimes! Los mantendré informados.  

jueves, 24 de mayo de 2012

CONFIRMACIÓN DE JUAN PABLO SÁNCHEZ

PITÓN DERECHO Se asocian más los meses finales del verano con los percances a los toreros por la mayor edad y, tal vez, el aburrimiento en los corrales que padecen los toros destinados a las últimas corridas de las ferias. Asimismo, los diestros punteros con muchas fechas cumplidas van conviviendo con el peligro y haciéndole confianza a los cuernos y algunos terminan por sufrir las consecuencias. Por eso resulta extraño el presente caso de dos diestros de primer nivel, heridos por cuerno a mitad del mes de mayo y que tuvieron que borrarse a última hora, de dos carteles de la feria de San Isidro.  

PITÓN IZQUIERDO El caso es que tanto Sebastián Castella como Cayetano no se presentaron el 22 y 23 de mayo y sus lugares fueron ocupados por Iván Fandiño y Talvante, respectivamente. Fue así que la confirmación de Juan Pablo Sánchez fue atestiguada por Talavante, el astro en ascenso. La confirmación corrió a cargo de Morante de la Puebla. 

PITÓN DERECHO La tarde fue mala para todos, con la probable excepción de Juan Pablo porque su primero, el de confirmación, fue apodado fallidamente Danzarín, porque no dio un solo trote con la elegancia que le va al toro bravo. Sánchez le marcó verónicas opacadas por la despreocupación del toro, así como unas izquierdas con el mismo destino. Lo despachó de una estocada. En su segundo las cosas marcharon mejor, sin llegar a salvar la tarde. Invitó a Morante y éste hizo un quite por verónicas de calidad. También Sánchez dio dos tandas con la mano izquierda de buena factura que, si no hubiera aburrido tratando de sacar algo artístico del bulto irremediable, pudo haber ser invitado a salir al tercio, cuando menos. También acertó con la tizona.

PITÓN IZQUIERDO Sus alternantes de tan gran renombre tampoco lucieron. Sus toros casi se jubilaron por los aceros tan romos. Algunos momentos de Morante, aplaudidos más por la magia que creen verle, que por su fondo estético. El que si me sorprendió fue Talavante; en esta ocasión quiso aprovechar, no crear, las condiciones de su lote. Me dejó la impresión que no quiso corregirle ninguno de los defectos y se aprovechó los pocos elementos a su favor, sin llegar a superar la desidia. ¿Otra de mis fallas al vislumbrar figuras?

PITÓN DERECHO Cuando la tarde de toros es insulsa se encuentran más divertimientos en los tendidos. Unos italianos recibían información de un asesor espontáneo que les explicaba a los ragazzos que los toros eran malos porque no eran alegres. “¿Alegres?” dudaron los italianos.

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ “Si, alegres; de alegría” respondió el consigliere.

PITÓN IZQUIERDO Después de la corrida un encuentro en las afueras de Las Ventas, con el resto de los de Contoromex y los amigos españoles. La conversación, los tarros, los vinos, las tapas, las copas desde cuyo fondo emergió el sobresalto del próximo viaje a Nimes, fue buen remate de la tarde madrileña. 




RECORTE FINAL A poco que rasque uno emerge la certeza de los españoles que la prohibición en Cataluña fue por razones de nacionalismo y no de hermandad, tipo Arca de Noé.

miércoles, 23 de mayo de 2012

Tarde de toros en Las Ventas

PITÓN DERECHO De acuerdo al reglamento local, si se sustituye algún torero o ganadería y se anuncia previamente pueden devolver las entradas a quien no le guste el cambio. Si algunos ultra de Castella corneado unos días antes, prefirieron no ir, fueron sustituidos a su vez porque el lleno se dio esplendoroso. Iván Fandillo sustituyó al francés. Las corridas, también esto es tradición de verano, inician dos horas antes de la puesta del sol.

PITÓN IZQUIERDO Para matar el tiempo, asistimos a la gran carpa que alberga un Espacio de Arte y Cultura con una exposición fotográfica de ambiente taurino en la que cada imagen congelada fue una ebullición de recuerdos suscitados y de datos “inolvidables ya olvidados”, como dice Borges. Porque aun cuando ni siquiera los hubiéramos visto, ya no digamos toreando, sino vivos, los héroes taurinos para nosotros los aficionados son motivo de tapitas, botanas, recuerdos y vino de la casa,  compartidos con amistades instantáneas que se convierten, al poco tiempo,  en borrones amables.

PITÓN DERECHO Un par de aficionados, después supe que eran extremeños, me preguntaron que si en mi bota el vino ya se había calentado. Les dije que no y quisieron confirmarlo. Órale. Pero antes les advertí que era vino corriente porque me lo había recomendado un chino en una de las diez mil misceláneas que tienen en Madrid.

PITÓN IZQUIERDO --No, hombre que los chinos no saben de vino. --Lo dijo al tiempo que desaparecía, como Traga Espadas de circo, un metro de lento chorro rojo oscuro, sin derramar una gota.

PITÓN DERECHO --Bueno, no está tan mal, y me  devolvió la bota.

PITÓN IZQUIERDO Ya dentro de la plaza ocupé el Balconcillo Alto #5. No sé porqué supuse que la localidad era de tal alcurnia que hasta iba a escuchar pormenores del elefante recientemente abatido. No fue así. Resultó que estaba orientado perfectamente para recibir el sol de lleno la primera hora y media del festejo; no es el fogón de Mexicali, pero algo es algo. Además, gané con la conversación menuda y amable usual en las tardes de toros. Tax y Mariló integran un matrimonio de poco tiempo. Él vasco, ella de Madrid. Cuando soltera, vivió con su familia en el DF durante mucho tiempo y reconstruye las aromas de sus recuerdos con sopes picantes y platos de mole rojo.

PITÓN IZQUIERDO, OTRA VEZ La corrida no tuvo gran éxito artístico El Cid batalló para hacerse presente, Fandiño tuvo momentos, Perera se esforzó. Alcurrucén pasó lista. Las Ventas prevalece como el pisa papel de la historia taurina mundial, todo lo que merece ser recordado y vale la pena, está en sus anales.

PITÓN DERECHO Bueno, casi todo, porque parodiando el dicho: “Lo que natura non da, Las Ventas non presta” Hay muchos que han triunfado ahí y se batalla para recordarlos y otros que no, y que recordamos mucho. Órale.




PITÓN IZQUIERDO Algo llama la atención, en la explanada de la plaza hay carpas con venta anunciada de entradas con un 20% adicional ¿La reventa oficializada?

REMATE FINAL En la siguiente tarde será la confirmación de Juan Pablo Sánchez, buena ganadería: Juan Pedro Domecq. Alternantes a la altura: Morante de la Puebla y Cayetano. Al día siguiente Sánchez también torea en Nimes. Estamos en contacto.

sábado, 19 de mayo de 2012

Si los que legislan, leyeran; si los que leen, legislaran…

PITÓN DERECHO Obligados por la premura del tiempo, los reporteros tienen que apretujar las ideas en pocos párrafos y por lo tanto no es del todo justo comentar como si fuera un pensamiento acabado, lo que se publica.

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ Aún así, nos atrevemos a comentar la nota aparecida el 17 de mayo en otro periódico en la que se ventila la proposición de prohibir la entrada a menores a corridas de toros, porque “van en sentido opuesto al derecho de los niños a la satisfacción de sus necesidades de sano esparcimiento para su desarrollo integral”. 

PITÓN IZQUIERDO La pregunta inmediata al diputado postulante sería: ¿Cómo satisface la pena de muerte de los secuestradores, que propone su partido, las necesidades del desarrollo integral de los menores?

PITÓN DERECHO Esta idea la promueve un miembro del partido que pide la pena de muerte para los secuestradores, y que pondera la sana idea de prohibir la entrada a los niños menores de 12 años a las corridas de toros. Alega que asistencia de los niños a las corridas no es conveniente, además, da otras varias razones que, si borramos la referencia a las corridas, pudieran ser válidas para evitar la entrada de los ixcuintles tanto a las peleas de box, juegos de fútbol, profesionales y de aficionados, de la lucha libre, de los festivales de vino y mariscos, de béisbol, de la cerveza fest y de las Fiestas del Sol, así como del básquetbol  porque allí, decimos nosotros y los saben todos, se consume mucha cerveza, tal vez no de manera ilimitada, pero si mucha.

PITÓN IZQUIERDO Luego, se mete con las fábulas porque generan en el espíritu infantil enormes distorsiones. ¿Estará hablando de las fábulas de Esopo, La Fontaine, Kafka, Samaniego? Entonces no tenemos la misma interpretación de las fábulas. ¿O tendrá otra bilbliografía?

PITÓN IZQUIERDO, OTRA VEZ Si la Comisión de Gobernación, Legislación y Puntos Constitucionales quisiera ponderar tamaña ocurrencia, debiera convocarnos a los taurinos a unas sesiones públicas con los anti taurinos, para cuyo ingreso fuera necesario, para ambas partes y también para el árbitro, haber leído algo sobre lo que se va a discutir.

PITÓN DERECHO Sería congruente con la obra legislativa de escuchar previamente los argumentos. Ahora bien, si ambos grupos tiene posiciones documentadas sobre el asunto a ser debatido, tanto mejor. Pero si se legisla, pongamos por caso, atendiendo a la veintena que grita en las tardes de toros y sin tomarse en cuenta los miles que están dentro de la plaza, ¿dónde se encuentra la cordura del legislador? 

PITÓN IZQUIERDO Si no pudiera cumplirse con la lectura preparatoria para los polemistas interesados en el proyecto de ley y para el inminente legislador, ni se convocara a los interesados, estaríamos mal; porque se legislaría atendiendo lo que entra por una sola oreja. Este legislador asimétrico (¿habrá tal término en la jerga parlamentaria?), sería un personaje incongruente que sacaría una ley formalmente establecida, pero en el fondo, ilegítima.






RECORTE FINAL Muy parecido al hecho disparatado de cultivar el silencio sutil del lenguaje corporal para la elevación de ideas y simultáneamente orquestar en el mismo lugar y con la misma gente, la gritería peyorativa para hacer pública alguna opinión. Órale.

miércoles, 16 de mayo de 2012

LUPITA Y LAS DISTANCIAS





PITÓN DERECHO Con un toro que tenga recorrido, los pases de muleta permiten tres distancias al momento de instrumentarse. Con el brazo alargado y tal vez hasta con el pico de la muleta, se saca al toro desde su inmovilidad, para cumplir con el primer tiempo luego ya cerrándose la distancia entre ambos personajes, con el estaquillador desplazándose paralelamente a las puntas, se mantiene el embarque del toro y si hay dominio del matador, empieza el temple. Luego ya cuando los cuernos han pasado al cuerpo, la muleta puede despedir al toro con un giro templado de la muñeca, para depositarlo en el lugar de donde se engarzará el siguiente pase, con un mínimo de recuperación de terreno, por parte del diestro.

PITÓN IZQUIERDO Fácil; sobre todo cuando se conversa. Ya frente al animal, con el calor de la tarde mexicalense, fundiéndose con el miedo y la adrenalina bombeando en las sienes, se hace difícil. Lupita López no pudo aplicar las distancias este domingo, su primera presentación como matadora en Calafia. Nos dejó la impresión que no creaba el primero de los tiempos y luego como empezaba el pase en el segundo, se le acababa el brazo y el toro se revolvía muy pronto del viaje.

PITÓN DERECHO Otra de las áreas en que pudiera avanzar para beneficio de nosotros los aficionados está en la ejecución de la suerte culminante. En su primero de Los Cué, falló en la primera entrada. Ya en la segunda intentona le fue mejor. Creemos que le funcionó mejor porque ésta fue “al encuentro”. Esto es, el toro se arrancó poco antes de ser citado y ella, con la espada ya colocada para herir avanzó y dejó media. Hacer la suerte “al encuentro” facilita, en cierta forma, la herida sobre todo si no se tiene fuerza para hacerlo “al volapié”, aunque no sustituye la buena dirección del acero.

PITÓN IZQUIERDO
Casi resulta innecesario decir que ambas suertes “al volapié” y “al encuentro” requieren valor del torero y, exigen la técnica de hacer la cruz con los brazos, pasando la muleta por debajo del brazo que está hiriendo y así darle salida a la embestida. Son dos formas de jugarse la vida en el último lance de la faena. 

PITÓN DERECHO Manzanares ha enriquecido su tauromaquia porque frecuentemente mata recibiendo. Suerte que le ha confirmado algún apéndice, si no es que le ha valido, por sí sola, un corte. Esta suerte de matar “recibiendo”, es distinta a la del “encuentro”, “a un tiempo” o “aguantando” y por supuesto, hay posiciones encontradas en los debates de los aficionados vitalicios.

PITÓN IZQUIERDO Lupita López falló y con ello, nos frustró una tarde de alegría. Tan gallarda y valiente, no pudo con su lote. Dos achuchones que de milagro no la mandaron a la enfermería. Unas gaoneras de corto arco y angustiosas. Un valor a toda prueba. Seguimos creyendo en ella. ¿Se nos hará verla triunfar, consistentemente?

PITÓN DERECHO La matadora Raquel Martínez que conocimos de novillera en unos festivales del CREA, ahora apodera a Lupita López. Por conocimientos y ejemplo, no quedará. Raquel Martínez fue matadora que se quedó con las ganas de torear en La México, cosa que si ha hecho Lupita López. En una conversación sabrosa con ambas la matadora Martínez emanó la confianza en que su pupila finalmente la haga en grande. También creemos que la yucateca puede dar el estirón.

PITÓN IZQUIERDO En días pasados vimos a la torera española Conchi Rios tan valiente como todos los toreros y además, con la carga plus de ser mujer, en una profesión tan recientemente ultra machista. Lupita López también desaparece, sin previo aviso, de carteles por la influencia de varones que se sienten mal alternando con mujeres. En su tiempo, Raquel Martínez no contó con la total simpatía de los factores del poder taurino.

PITÓN DERECHO Si fuera sólo el ejemplo, millones de niños mexicanos serían cuando adultos, bomberos, aviadores (de línea aérea), o como en nuestro caso, campanillero de camión de basura. ¿Cuántos de los actuales párvulos serán astronautas, hackers, rambos, toreros, rockeros, pintores, mafiosos, médicos? Los padres queremos lo mejor y algunas veces los orientamos a nuestra visión. Otras veces nos desatendemos y dejamos que ellos escojan.

 RECORTE FINAL El próximo sábado 26 de mayo festejará la peña taurina ¡Ole, Calafia! su aniversario. Será en la Casa de la Cultura de Mexicali. Por ser el lugar donde se realizará el evento un santuario de la cultura en muchas de sus advocaciones, descontamos la gritería de los Urgidos de Logro Bondianos; anti taurinos tan desdeñosos del mal ejemplo que les presentan a los niños. Aunque siempre habrá riesgo…

viernes, 11 de mayo de 2012

EL JULI EN EL MONTE TAURUS


PITÓN DERECHO Las emocionantes actuaciones realizadas sobre las arenas mexicanas por El Juli, Talavante, Castella, Manzanares, El Zotoluco, Juan Pablo Sánchez, Garibay, El Zapata, Diego Silveti, Saldívar, Macías y otros, cada uno con su personal impronta estética, nos confirman que se da una intensa competencia, para bien de la fiesta, para llegar a tener los avíos del mandón, por el momento en manos de El Juli.

PITÓN IZQUIERDO Antes de escalar el campanario para tocar a rebato por la extinción del movimiento anti taurino, que sería causado por el surgimiento de héroes de tales excelsitudes, vamos a esperar que no sean flores efímeras y que por mucho tiempo hagan reventar las verónicas, gaoneras, naturales y talavantinas en el pensil de los toros.

PITON DERECHO Porque es común en todos los ámbitos de los deseos humanos de creer que una golondrina hace verano. Hay entusiasmo desmedido, como lo son casi todos, pero después puede desinflarnos la aguja de la decepción si la pléyade de luminarias taurinas terminara como un grupo de artistas cotidianos.

PITÓN IZQUIERDO Ya tiene años El Juli oteando desde las alturas del Monte Taurus y no sólo divisando a los competidores sino conteniéndoles a capa y muleta haciendo primores ante los toros que le tocan. Por supuesto que habrá quienes piensen que no es él, sino otra, la máxima figura y hasta pudieran algunos, esos a quienes les caben muchos toreros en su patio de cuadrillas, pensar que el dominio territorial del reino taurino no es ejercido por un solo maestro, sino por un selecto grupo.

PITÓN DERECHO Para esta columna la competencia para el Monte Taurus es entre El Juli, ya emplazado, y una elegante fila de obstinados artistas en ascenso integrada por Talavante, Manzanares, Juan Pablo Sánchez, Duffau, Adame y, en su momento pudiera alargarse con Sergio Flores. Otros distinguidos diestros no llevan ese rumbo porque ya ocupan otras cimas (o están escalándolas), de la cordillera taurina. Pero la mera mera (según la expresión mexicana), de las cumbres está dominada por El Juli.

PITÓN IZQUIERDO ¿Surgirán nuevos colosos del torero? El tema de los vaticinios es inherente al humano; y pocas veces se cumplen. Mi maestro de estadística me sugirió que siempre que hiciera proyecciones de tendencias en que interviniera la conducta humana, cobrara pronto y no me apareciera más. Hay tantos factores imprevistos que echan a perder las visiones del futuro (sobre todo del taurino), en un santiamén: no faltan las cornadas, los problemas personales, las edecanes contundentes, las enfermedades y tantas vicisitudes que no pueden entreverse, que sin avisarse aparecen y derrumban cualquier pronóstico que termina siendo una feble ensoñación, más o menos argumentada.

PITÓN DERECHO Debemos reconocer que los científicos de la astronáutica sí pueden programar el segundo en que la nave, disparada meses antes, llegará dentro de unos años a determinada región del universo y tomará fotos HD, que serán enviadas a los terrícolas imaginativos que las esperarán reloj en mano. Pero esos no son pronósticos, son hechos previstos porque están programados de acuerdo al control técnico de la (casi) totalidad de los factores intervinientes.

PITÓN IZQUIERDO En contraste, la hegemonía anticipada de un maestro torero sobre los demás, o su posible derrocamiento, no tiene un algoritmo secreto porque se trata de un asunto con seres vivos. Los factores son el talante del artista y su sitio; los humores cambiantes de los aficionados. La integración de los carteles según la perspicacia del empresario y, sobre todo, lo que disponga la raza brava del toro que le haya tocado en suerte al diestro, en una temporada.

PITÓN DERECHO Bien, aun cuando no se materializara la explosión de talentos que sugiere la actual situación del toreo en México, de todas maneras la sola expectación de ver surgir una nueva figura de época, que releve a El Juli, vale la pena. Mientras llega el desencanto, si es que llega, nos apasionamos con los pequeños detalles presentes, aunque el futuro nos tenga un chasco final.

lunes, 7 de mayo de 2012

URGIDOS DE LOGROS BONDIANOS

PITÓN DERECHO En una entrega anterior presentamos a la sociedad al grupo ULB integrado por aquellos que tienen la Urgencia de Logro, en este caso acabar con las corridas de toros y que tratan de llevarlo a cabo a la usanza de Bond, James Bond, quien tiene permiso para matar con su Beretta, aunque aquí nuestros anti taurinos se conforman con un arsenal más modesto y soez: el Permiso para Insultar. 

PITÓN IZQUIERDO Ya que la gran mayoría de los ULB exhibe cierto desdén para documentar su incomprensión de la tauromaquia por medio de la lectura, les basta preguntar por la encomienda: “¿Qué vamos a gritar hoy?” “¿De qué horas a qué horas, Jefe?” “Jefe, sabemos que está muy ocupado, pero ¿tendrá tiempo para organizarnos y poder asistir a la verbena a gritar lindezas, con nuestras camisetas nuevas? Aunque Usted no vaya, Jefe”

PITÓN DERECHO Se necesita haber vivido en México, para saber a fondo, qué cosa son los pretextos.



PITÓN DERECHO, OTRA VEZ Así como ser taurino para saber cómo insultan los ignorantes. Acepto que todos los insultos son descripciones de una persona, aunque no necesariamente certeras, la más de las veces cínicas, otras soeces y algunas más, cómicas. Por ejemplo a una persona que guste de las hamburguesas y que tenga sobre peso, pudiéramos insultarla (i. e., “describirla”), como un robusto comedor de vacas a la plancha, con pan fofo. Eso dibujaría bien al ente, pero pudiéramos hacerlo de manera civilizada y decirle que es un corpulento gourmet de fast food y no un tragón de comida chatarra, con cinturita de gallina. En ambos casos lo identificamos bien. Una vez insultándolo y otra también, pero por su ignorancia no lo percibe. ¿Pero qué logramos con los insultos? “Asesinos”, “Torturadores” ¿Para qué insultar? ¿Qué se logra?

PITÓN IZQUIERDO Darle salida a nuestra necesitad de ser agresivos con los aspectos que consideramos negativos de la vida. Eso es lo que se logra.

PITÓN DERECHO Un crucero por las ondas del espacio de las redes sociales, nos lleva de repente a quedar encallado en los arrecifes destinados a la nota roja cibernética. Por supuesto la nota roja incluye algunos videos en los que se reproducen las cornadas, algunas definitivas, otras de cierta gravedad pero que se pueden superar a corto plazo. Invariablemente en cada uno de esos episodios algún comedido anti taurino regurgita sus fobias y hace un panegírico del toro “justiciero” y una reiteración del mismo insulto (parece no tener repertorio), no sólo destinado al torero, sino a los taurinos (y a las madres de ellos), refocilándose en el hecho.


CAMBIO DE LIDIA La próxima corrida en Calafia tiene una participación interesante. Por un lado Lupita López una torera mexicana a quien muchos le vislumbramos una gran espacio para su  realización como profesional y sobre todo para el desarrollo estético de su afición. Me queda la impresión que es un caso de una artista que todavía no agota sus posibilidades, a diferencia de otros toreros que, aparentemente, ya las agotaron y no darán más ¿Qué falta?

RECORTE Otro diestro será El Capea, heredero de un torero español muy apreciado en México por su tauromaquia del gusto del aficionado mexicano. Esto es, faenas templadas de muchos pases ligados. Curiosamente el padre fue conocido como el Niño de la Capea y su hijo como El Capea. Hmm. El otro diestro es El Cuate Espinosa. Entre los tres pueden armar una tarde completa, pero nos conformaremos con algunos detalles artísticos, siempre y cuando sean profundamente estéticos.

domingo, 6 de mayo de 2012

¿Alguien en los tendidos?

Estaré desde el 23 al 30 de mayo en Montpellier de ahí viajaré a Nimes, según las corridas que me inciten. Luego los primeros días de junio, en Madrid ¿Podré conversar con algún aficionado?

martes, 1 de mayo de 2012

¡ADIÓS, PANA!


Para NatalieC 16

PITÓN DERECHO ¿Cuántos toreros mexicanos han cortado más orejas, rabos y tenido más salidas en hombros que El Pana? Muchos. ¿Cuántos han ganado más trofeos y toreado en más plazas? Muchos. Pero ¿cuántos de esos que se le fueron por delante, tienen una sede más bruñida que la reservada a EL PANA en la leyenda, cuajada ya de hilos de oro bordados en sedas? Pocos, poquísimos.

PITÓN IZQUIERDO Ayer domingo 29 de abril, en Villa Charra de Tijuana, un lienzo habilitado como plaza de toros, vimos a El PANA aherrojado por las enfermedades y excesos vulgares pero capaces de abatir humanos excepcionales. Partió plaza con otros dos matadores jóvenes. El Conde y El Poeta. Talló las zapatillas a su modo, fumando un puro emblemático. Se vio más apesadumbrado que serio. Sin que se lo pidieran salió al tercio a estimular el aplauso. Se supo que había estado enfermo. Sin chispa vital, tuvo que recibir atención médica los días previos.

PITÓN DERECHO Ya en la corrida por momentos espeluznantes El PANA acartonado, casi rígido, sin lubricantes juveniles citaba al torete para rejones y lo atraía con un engaño de seda y movimientos de cuerpo entero. Su edad y las cornadas, muchas enfermedades y parrandas acumuladas lo fuerzan a cargar la suerte, no con la pierna de salida, sino con todo el cuerpo, sin articulaciones. ¡Qué conmovedor y hermoso atardecer tuvo la sombra del torero que al medio día chapoteaba en los excesos y lanzaba llamaradas de sol taurino!

PITÓN IZQUIERDO --“Matador, le había preguntado después de la Misa que se llevó a cabo al centro del ruedo, unas hora antes; “Matador:-- Usted fue claridoso y crítico franco de las figuras de su tiempo y por eso, se dice, fue tapado, entre otros, por Manolo Martínez y esa temeridad le cerró muchas plazas y le quitó muchas tardes, -- ¿Lo volvería a hacer?”


PITÓN DERECHO Dejó de ver la puerta de toriles por donde saldrían al rato los animales, luego miró al suelo, a la arena todavía no hollada por las pezuñas ni zapatillas y pareció hundirse en una grieta del pasado y no sólo de su boca, sino de su rostro moreno, ajado, triste, ajeno a mi presencia, salió la respuesta que yo esperaba más categórica: “Sí. Yo creo que sí”

PITÓN IZQUIERDO En su segundo toro, a la salida de un derechazo intrascendente cayó el toro y sin haberlo trompicado, también cayó el maestro. ¡Qué espectáculo!: un novillo con arreglo para rejones, un torero más metido en la leyenda que en la tarde nublada de ese domingo, rodando por el suelo, cada uno por su lado; lo único que los había unido había sido el pase desangelado. La afición con risotadas y silbidos hizo burla de ambos.

PITÓN DERECHO Se cuenta que en las chimeneas reposan muy dentro ígneas Salamandras que pueden, cuando se desperezan develar los secretos de la vida a quienes están alelados por los leños en llamas. Ayer domingo de abril, también, cuando EL PANA agradecía los abucheos y aplausos finales arrodillándose para besar la arena de Villa Charra, yo esperé, no a la Salamandra europea sino al Nahual azteca (un mito más cercano a la guerra y el sacrificio), quien iría a descubrir, de una vez por todas el secreto de la tauromaquia y su fascinación para quienes nos extasiamos en las tardes de toros.


PITÓN IZQUIERDO En el momento en que muchos de los aficionados aplaudían otros chiflaban y  gritaron “¡Payaso!”,  “¡Hipócrita!”, algo vislumbré del significado del beso sobre la arena y creo haber entendido parte del mensaje de esa tarde tan singular. Lo que realmente besaba El Pana era la oportunidad que se le da, a él, la figura en el ocaso, de extinguirse dentro de las plazas de toros. El beso sobre la arena fue depositado por el viejo matador que recibe con humildad ese baño de chiflidos, aplausos y gritos porque así paga el privilegio inapreciable para su edad y condición, de mantener vigente el riesgo de morir toreando.

PITÓN IZQUIERDO, OTRA VEZ Después de este chasco en una tarde sin sol el Maestro seguirá toreando en plazas que lo arroparán con cariño y otras en que le chiflarán su falta de sitio, de facultades y atonía muscular. Algunas tardes estará absorto y acartonado frente a animales que serán sombra de los que enfrentaba antes; en otras se acercará a verdaderos morlacos de siniestras puntas de negro penetrante. Dará pases buenos y malos y aún así, ¿quién se atrevería a negarle su profundo deseo?





RECORTE FINAL Aunque tal vez no sea un simple deseo, sino realmente el misterioso derecho de las criaturas excepcionales de rematar en todo lo alto su destino. Órale.