Follow by Email

sábado, 24 de marzo de 2012

RIVERA, “CHAPANECO”, ARTE Y CULTURA


PITÓN DERECHO Una de las formas en que el aficionado se mete más en la fiesta, es anticipar mentalmente cómo el diestro debería atender las condiciones del toro. Trata uno de apreciar al toro: su procedencia, su trapío, su edad, la condición de la vista, cómo entra a la arena, como trota, la fuerza demostrada, luego cómo mete la cabeza al peto, al estribo, a las banderillas; su bravura, la fijeza, la disposición a humillar, su genio. Con esa información que se pretende extraer del toro sobre la arena, se construye el paradigma de lidia adecuada que esperamos que el diestro ponga en práctica.

 PITÓN IZQUIERDO Sólo que no siempre resulta así, tal vez el torero está viendo “otro” toro, o aún peor, no tenga elementos para estructurar una lidia, ni a “su” toro ni al “nuestro”. Muy pocas veces el parangón del aficionado en su cómoda localidad realmente encuadra lo que hace el que se juega la vida sobre la arena.

PITÓN DERECHO Bueno, en esta segunda de la temporada de Calafia, Fermín Rivera toreó a su primero de manera muy parecida a la preconcepción nuestra. Por eso nos gustó. Pero el resto de los asistentes tuvo otra idea, sobre todo por sus desacertadas entradas a matar. Nos pareció tan sensata la manera al dar el trincherazo a media altura y con suavidad tal a un toro tan débil y descompuesto, que hasta parecería un contrasentido llamar trincherazo al pase con que Rivera corregía las embestidas de “Bermúdez”, sin molestarlo. El juego de la muñeca al despedir al toro y mantenerle la codicia con la muleta en los belfos fueron de los momentos dijes de actuación, que casi pasó desapercibida.

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ Una aclaración. La terminación AZO que tienen dos pases, el de trinchera y el de derecha me parece que no van a la suavidad con que generalmente se ejecutan y particularmente como los dio Fermín. Por supuesto que hay otros toreros que también hacen resaltar la falta de correspondencia del pase con el término que lo designa. Dígalo si no, la trinchera con mano izquierda muy lenta que dio Adame a su primero; ese no fue un “trincherazo.”

PITÓN IZQUIERDO Los aficionados que están en las primeras filas, detrás del burladero de matadores y casi debajo de la autoridad, son los que debieran invitar al matador cuando saluda al Juez y que a su juicio lo merezca, a dar la vuelta al ruedo. Serían ellos porque en Calafia las vueltas se dan en contra del sentido de las manecillas de un reloj normal.

PITÓN IZQUIERDO, OTRA VEZ El domingo una de las vueltas dadas y no protestada, por un matador cuyo nombre no recuerdo, fue propuesta por uno de sus peones desde el burladero que está frente a Arrastre, porque los aficionados a quienes les correspondería hacer la invitación, están inconscientes de su fantástico poder (como las nínfulas de Nabokov).

PITÓN DERECHO ¿Tendrá sentido corregir la ortografía? Después de ver “¡De Panzazo!” el corrector desalentado casi abandona la tarea de señalar que “Chapaneco” suena parecido, pero no es lo mismo que “Chiapaneco”. Peccata minuta.

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ El auxiliar de callejón no debe esperar que los mulilleros lean las indicaciones del Juez. El arrastre lento tardó en darse porque el aviso no fue captado a tiempo. Además, la arena y la falta de una cabecera con llantas, atoran el arrastre y les dificulta a los encargados llevarse los despojos y más aún hacerlo con lentitud y, eventualmente, les haría muy difícil darles una vuelta al ruedo.

PITÓN IZQUIERDO Por cierto, extrañamos La Brincolina, ¿la recuerdan?




RECORTE FINAL PARA LOS CONSTERNADOS El posicionamiento de ideas y objetos humanos en la naturaleza, es la cultura. La generación de la emoción estética en las obras humanas, es el arte.  Deduciendo de lo anterior la tauromaquia es una de las artes y consecuentemente está inserta en la cultura. ¿Por qué se hacen bolas?

viernes, 23 de marzo de 2012

¿SEGUIRÁN LOS GUAJOLOTES?

Enésimo Aviso: La Asamblea Legislativa del D.F.,aprobó por mayoría el dictámen en contra de los espectáculos taurinos en La Ciudad de México. La enviarán al Pleno para que los 66 diputados la consideren. Una de las etapas siguientes podría ser una consulta popular, la otra es la votación directa de los asambleístas. Una vez resuelto el asunto de LESA CULTURA como es la prohibición de la tauromaquia, pudieran dedicarse al llamado Dia de Acción de Gracias (Sería más fácil decirlo en español: Día del Agradecimiento), ya que su celebración le cuesta la vida a millones de guajolotes (Los globalizados les dicen pavos), que mueren degollados para amacizar los vínculos familiares, un dia al año. Aventuramos otro asunto toral: los piés deformados de las bailarinas de Ballet. Órale.

viernes, 16 de marzo de 2012

LOS CAMBIOS EN EL IDIOMA Y TAUROMAQUIA

Al igual que el idioma la fiesta taurina no tiene un solo venero; se nutre tanto de los aportes de los ganaderos, toreros y críticos como del gusto de los aficionados. Los literatos con sus obras consolidan y embellecen la lengua, de la misma manera el pueblo hablante la hace dinámica y con sus aparentes "corrupciones" la vigoriza y pone al día. Cuesta trabajo aceptar la analogía.

lunes, 5 de marzo de 2012

FALTA DE ESPACIO, EL ZAPATA HERIDO, LUPITA LÓPEZ EXTRAVIADA

En vida de Augusto Hernández Bermúdez, fue cuando la bondad habló

PITÓN DERECHO Es sabido que en Sevilla, durante la feria, las calles aledañas a La Maestranza se habilitan exclusivamente para aparcamiento. En La México hay estacionamientos formales construidos ex profeso, se cuenta  con un kilometraje indefinido de banquetas y entradas a cocheras cuyos dueños, según los franeleros,  “no la hacen de jamón”. En la Monumental de Playas de Tijuana el estacionamiento se funde con el mar.

PITÓN IZQUIERDO En la Calafia de Mexicali tenemos cierta escasez de cajones para despreocuparnos de los autos. Alrededor de Calafia se cuentan estacionamientos construidos a propósito, espacios amplios de comercios que pueden ocuparse y largas banquetas con tramos disponibles que se convierten, durante las tardes taurinas, en enclaves de privilegio para los automovilistas.

PITÓN DERECHO A los estacionamientos que son gratuitos durante la semana de pronto les brotan administradores diligentes que expiden comprobantes de pago improvisados y en los lugares en que se cobra regularmente, les da por cebar su codicia y engordar la tarifa. 

PITÓN IZQUIERDO Para adelantarnos a quienes ven en esto una digresión ociosa, colocamos una pregunta: ¿Cuántos negocios, de todo tipo, languidecen porque no incluyen en sus servicios espacio para el auto del cliente? Entonces, ¿Cuántos de los ausentes de las corridas asistirían si se contara con un sistema cómodo y seguro para estacionar sus vehículos?

PITÓN DERECHO Algunos minimizan lo ocurrido, pero el zipizape de los desesperados del domingo pasado fue por la falta de “modernidad” para desahogar el parque vehicular. Apenas fue barrunto de algarada, pero ¿cuántos de los impacientes se abstendrán de volver?

¡AL TORO, AL TORO! Las banderillas en México se ponen, usualmente, alternando los cuernos. Hay otra usanza: Si no es en todas las plazas de Colombia, cuando menos en la Monumental de Manizales citan por el mismo lado. El domingo 26 en La México, al toro que lo hirió, El Zapata le clavó dos pares cambiándole los viajes al toro. El primero lo hizo por el cuerno izquierdo y el segundo por el derecho. ¡Qué alarde! El tercero, que tuvo que improvisar, iba a ser de otro tipo, pero manteniendo la alternancia de los cuernos.

PITÓN IZQUIERDO Su segundo toro le metió el cuerno en la parte trasera del muslo izquierdo. Terminó con una muy visible desventaja con una gran estocada. La herida de El Zapata según el pronóstico médico, tardaría tres semanas para sanar. Eso nos priva del notable banderillero para nuestra próxima corrida. Por suerte  Adame también sobresale como protagonista del segundo tercio. Rivera no banderilla. Nuestro deseo es que el llamado a cubrir el hueco dejado por  El Zapata sea Duffau, para observarlo mejor, o Lupita López, para reverdecer esperanzas de su coronación.




PITÓN IZQUIERDO, OTRA VEZ  El domingo 4 de marzo Lupita estuvo sin entender las condiciones de su lote. Fue una tarde frustrante para quienes creemos en ella. Fuera de sitio, sin una idea perceptible de lo que quería corregir del toro. Con valor y sin emoción. Aún así, sigo apostando a que su vocación la puede sacar del encallamiento. Por su parte Mari Paz Vega, solvente y la michoacana Tenorio por momentos muy artista. 

RECORTE FINAL La báscula de Calafia debería estar expresamente contraindicada para los anoréxicos y anoréxicas (como añadiría un Ex), mexicanos y mexicanas, ansiosos y ansiosas de certificar su peso; les asestaría una angustia de la cual no encontrarían liberación. Ni se les ocurra ir.