Follow by Email

jueves, 23 de febrero de 2012

REGRESAN LOS TOROS A CALAFIA

PITÓN DERECHO Pío V dictó una bula “De Salute Gregis”, el 1º de noviembre de 1567. En ese documento prohibió el espectáculo de toros.  No tuvo efectos definitivos porque la prohibición fue contra la naturaleza humana que nos empuja a practicar actividades en que la adrenalina fluye porque la propia vida del oficiante está en juego. También, en sus momentos de poder público, Benito Juárez y Venustiano Carranza  prohibieron los toros en México.

PITÓN IZQUIERDO Como es sabido, sólo en Oaxaca, de todo el territorio nacional mexicano,  no existe una plaza de toros, sin embargo si se celebran espectáculos taurinos.

PITÓN DERECHO ¿Por qué han permanecen las corridas, pese a las prohibiciones? ¿Cuál es la peculiaridad del ente nacional que acoge la afición? ¿Por qué no hay corridas actualmente donde antes se celebraron, digamos Cuba, Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay?

PITÓN IZQUIERDO Proezas como las corridas de toros, están muy vinculadas con la naturaleza humana, esa que también nos obliga a participar en guerras contra los que no piensan como nosotros. O que nos hacen detestar a quienes no creen en lo que nosotros ponemos nuestra devoción. Esa inclinación que portamos los humanos para acercarnos y atisbar muy de cerca el fin que de todos modos vamos a tener y que nos causa un placer indescriptible, es la misma que nos mantiene en la afición a las corridas de toros.

PITÓN DERECHO Cuando Milton Castellanos construyó Calafia, dio fin a un cuarto de siglo sin coso apto para las corridas. El próximo domingo 26 nos recuperaremos de, apenas, una sequía de tres años. El Zotoluco, José Mauricio y Duffau .Toros de Pozohondo, antes Malpaso, de Zacatecas. La voluntad del Presidente Municipal Francisco Pérez Tejada Padilla, fue determinante para la reconstrucción de la plaza y el reinicio de sus actividades taurinas. 

PITÓN IZQUIERDO Y será significativamente una corrida con el número uno de la torería mexicana, otro torero que asciende y uno más, que se presenta en Calafia. Pues bien, la fiesta taurina volverá a Calafia. Volverá a Mexicali. Volverá a la frontera mexicana que roza la sajona. Volverá La Fiesta a integrarse a la identidad fronteriza mexicana. Volverá a diferenciarnos contundentemente con los anglos.

PITÓN DERECHO Si uno anota las placas de los automóviles estacionados alrededor de Calafia, en cualquier tarde de toros, notará las que tienen registros extranjeros; automóviles que corresponderían, obviamente a ciudadanos norteamericanos aficionados a los toros. Es decir, también tienen el gusto por la fiesta y son, para celebrarlo de alguna manera, fraternales en nuestro gusto por la tauromaquia, que viven allende las fronteras. En territorio nacional habitan, por supuesto, aficionados taurinos y también, de todo hay en la Viña del Señor, anti taurinos.

PITÓN IZQUIERDO Así que estamos en la frontera, con interpenetraciones culturales que nos hacen reconocer distintas visiones del mundo. Los anti taurinos son portadores de valores verdes que no alcanzan a arraigar de este lado.  Ya en una ocasión El Juli llenó Calafia en una tarde de Super Bowl,  que es la máxima atracción de oropel de los sajones. El Juli, con su arte y fama iluminó la tarde de Super Bowl, cuyo resultado futbolístico pocos recuerdan.

PITÓN DERECHO Los que solamente ven la muerte del toro, sin percibir el rito que consiste en atender un ritmo andante con que el torero acompaña los últimos 20 minutos de la bestia, se pierden de una belleza estrujante y de un embeleso estético incomparable. ¿Pero qué se puede hacer?




PITÓN IZQUIERDO Solamente imaginar escenarios: si a los anti taurios se les enfrentara con un toro, sin espada, banderillas, ni picadores. ¿Qué pasaría? Una vez vivido ese pavor que les estrujaría el ánimo, esa experiencia tambaleante ¿Sería suficiente para que todos los domingos se aproximaran a los corrales, tan sólo para casi escuchar la adrenalina bombeando los oídos, desbordándose, viendo los toros de cerca? Órale.

jueves, 16 de febrero de 2012

UNA EXPLICACIÓN Y TEMAS SUELTOS

PITÓN DERECHO Tengo a la vista una publicación de Bibliófilos Taurinos de México, A.C. *Los toros a través de los libros* Monumental Plaza de Toros México. Su valor patrimonial. El autor es Miguel Luna Parra, miembro de la Asociación que también tiene otros siete textos de su autoría, más dos al alimón, también publicados por Bibliófilos Taurinos de México. 

PITÓN IZQUIERDO En este título nos da una reseña somera de varios cosos taurinos que alguna vez albergaron aficionados, toros y toreros en lo que ahora es nuestra capital mayor. En este texto después de hacer una visita guiada  leyendo las placas, describiendo las pinturas, admirando las esculturas y demás elementos arquitectónicos e ingenieriles de la Plaza, hace referencia, entre otras necesidades, a la de construir nuevos estacionamientos en sus alrededores y utilizar los disponibles.

PITÓN DERECHO Lo cual me da pie para aclarar un oscuro pasaje escrito en la anterior entrega donde mencioné la monserga que acosa a los asistentes a La México, que son los llamados franeleros y un siniestro corralón, que serían impensables en los espacios multitudinarios de los anglosajones. Dedico la primera parte de este macheteo a dichos términos, que tal vez distorsionaron el significado de mi idea.  

PITÓN IZQUIERDO La economía informal que permite la sobrevivencia de tantos de nuestros  marginados incluye los servicios callejeros de limpieza de parabrisas en las esperas de semáforos y el lavado de autos en las banquetas o veredas citadinas. Aunque los que limpian los vidrios lo hacen con un pedazo de cualquier material textil, incluso la franela, al gremio ya se le conoce con el nombre genérico de “franeleros”. Éstos, no sólo ofrecen la limpieza express sino también regentean, los días de eventos lugares de estacionamiento público como si fueran propios y administran, más o menos, un servicio similar al de apartado o de abono taurinos.

PITÓN DERECHO Se “arregla” uno con el franelero para dejar el auto, bajo su custodia donde él asegura que todo está tranquilo. Disfruta uno de la corrida y al salir del coso, con demasiada frecuencia, no se ve por ningún lado el auto, ni al franelero. “Alguien” vio que la grúa lo había remolcado al corralón donde la autoridad atesora vehículos ilegalmente estacionados. El rescate cuesta y, si hay suerte, puede uno recuperar el vehículo esa misma noche, porque la tardanza puede significar un desastre ya que se trata de un lento fin de semana dominical.

PITÓN IZQUIERDO Aún así, estos franeleros cumplen y son un mal necesario al igual que el aficionado con aliento de frituras, que nos da la clase de cómo debiera estar toreando el matador en turno. Todo este asunto semántico se debe a que, para regocijo de los lectores del Cono Sur, no aclaré a tiempo el significado mexicano de franelero.





PITÓN DERECHO Otro asunto. La Petatera, plaza de toros hecha anualmente con horcones, maderos y petates sufrió un atentado piro maniático. Se ubica en los terrenos de la feria de Villa de Álvarez, en Colima y es una afrenta a la tradición taurina del lugar, tal vez perpetrada por un consternado en proceso de enajenarse por el odio contra algo que no entiende.

 PITÓN IZQUIERDO Pensando en Quito, Ecuador: si al toro ya picado, banderillado y lidiado no se le da muerte de acuerdo a la usanza taurina, entonces es un virtual indulto insulso porque se le asigna la muerte de ganado de carne en las corraletas de la propia plaza, donde tuvo oportunidad de mostrar su bravura.

PITÓN DERECHO ¿A quién le dan pan, que llore? Spínola cortó el rabo a un toro de regalo. ¿Se salieron de la plaza aquellos que son contrarios a la práctica del toro regalado, cada vez más frecuente? 

PITÓN IZQUIERDO Diáspora taurina de Ucrania, Bélgica, Países Bajos, Argentina, Chile, Alemania un saludo y a la vez una pregunta ¿Hay peñas taurinas en esos lares?

jueves, 9 de febrero de 2012

“SIGUES EN LA MÉXICO, JULI”

PITÓN DERECHO Al llegar a La México en su aniversario 66 es inevitable acicalar el recuerdo que de ella tenemos –estuvimos en la 2ª corrida. En aquel entonces sobre unos claros se recortaba el enorme tazón. La construcción se veía inmensa a pesar que la mitad de ella estaba hundida en el llano. Ahora es otro paisaje; quedó rodeada de edificios que le disputan el espacio visual y que la empequeñecen y cuando la dejan ver, la presentan con la pátina sesentona y mal trecha. Unos chubascos intermitentes presagian incomodidades para la celebración.

PITÓN IZQUIERDO Por si fuera poco, a dos kilómetros desnudos y grafiteados de rojo los anti taurinos afean los prados protestando por la muerte ritual de centenares de toros de lidia. ¿Cuántos de esos habrán abortado miles de sus propios hijos, sin remordimientos con tal de mantener su nivel y permisividad clase mediera? Ahora están consternados por la muerte de los toros bravos.

PITÓN DERECHO Ha envejecido la Plaza México. Pienso que los sajones desploman estadios con esa antigüedad y luego elevan otros mejores, en espacios faraónicos. Quienes hayan estado en tales colosos hiper modernos saben de las instalaciones que permiten acomodar la casa ambulante y conectarla para tener todos los servicios. Puede uno pernoctar en ambiente de jolgorio, de carnes asadas, esperar el día siguiente del evento, sin lidiar con franeleros ni pensar en el viacrucis de los corralones.

PITÓN IZQUIERDO Pero vivimos en otro mundo. Es tarde de toros en La México y, por lo que nos informa Pero Grullo, es otro ambiente: el ambiente de la raza. Han sido convocados El Juli, Manzanares, Mauricio y Silveti con ganado de Xajay, de Tequisquiapan, Querétaro. Órale.

PITÓN DERECHO La del aniversario es la fecha taurina más importante de la temporada mexicana. Y hace tiempo que la temporada tiene más tardes que cualquier otra en la historia de La México. Esto tiene importancia porque en el primer tramo se ven los toreros que pueden satisfacer a los aficionados al firmarlos en subsecuentes contratos, incluyendo el cartel del aniversario. Luego en la segunda parte se consolidan o encuentran a los diestros merecedores de aparecer en los carteles en la siguiente temporada.

PITÓN IZQUIERDO El Juli no ganó recientemente su inclusión en este cartel. Tiene una larguísima cadena de triunfos en distintas plazas de los rumbos taurinos, con toros de diversas cataduras y de los cuatro puntos cardinales. Es un diestro que aún no cumple los treinta años, con un profesionalismo que es garantía de aplicación de valentía, técnica y creatividad artística, en ese orden u otro, ante cualquier toro. Si a esto se añade éxitos recientes en la temporada invernal americana, particularmente el cierre de Manizales, entonces su presencia en el paseíllo fue justificada.  

PITÓN DERECHO Lo acompañaron por sus propios méritos, Manzanares, José Mauricio, Diego Silveti y Xajay. El lote de El Juli fue el más complicado. Aún así, les cortó par de orejas a cada uno, acunando los muslos en la testuz y deslizando la inminente cornada con muleta lenta con terminal en el terreno justo para recoger un pase más y otros más , iguales de expuestos. ¡Qué torero!

PITÓN IZQUIERDO José Mari Manzanares no se acercó a la excelsitud lograda la temporada pasada en España. Hubo varios destellos de su torería: uno de su quehacer artístico fue la estocada recibiendo que ejecutó con destreza. Cortó una oreja. José Mauricio sin desentonar cortó otra. Diego Silveti conservó la casta de la familia. Ha tenido mejores tardes. 

PITÓN DERECHO En una entrevista concedida a Vania Ravelo, después de su salida en hombros, El Juli dijo que: “para mí La México significa todo, es como mi casa” Dijo “como mi casa”, pero si está en su casa. El Juli es un torero mexicano... que nació en España. Su casa es La México, que es una de las principales arenas donde desarrolló su genial talento. En otros alberos donde ha salido también en hombros, es donde estaría “como” en su casa.

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ  El Monte Taurus sigue teniendo sólo un ocupante. Para despeñarlo se necesita más que técnica, o valor o improvisación  o suerte, conocimiento de las ganaderías: Se necesita todo eso depositado en un solo artista que además, debe ser consistente; esto es, que lo haga una tarde y otra también.

PITÓN IZQUIERDO  ¿Talavante, Saldívar, Sánchez, Manzanares, Silveti? ¿Sergio Flores?

 PITÓN IZQUIERDO, OTRA VEZ
Para decir que el encierro fue malo tendríamos que explicar cómo fue que cuatro de los de Xajay fueron desorejados y cuando menos en otro caso, si el acero hubiera atinado, se hubiera cortado otra oreja. En esta tarde y en muchas más, al decir que un encierro fue malo o que algunos de los toros lo fueron, tal vez debiéramos optar por decir que los toreros no entendieron la condición de sus lotes y no fueron más allá de despacharlos, pero sin “poder con ellos”



RECORTE FINAL En este aniversario “si les pudieron”

miércoles, 1 de febrero de 2012

“¡ESTÁS EN LA MÉXICO, JULI!”

PITÓN DERECHO El grito se dio cuando, precisamente, El Juli no solamente estaba en La México, sino aún mejor, estaba toreando en El Juli. Toreaba con madurez y sapiencia, dándole al toro de medio tranco, una lidia acorde, pausada, en la que a pesar de la cortedad del ataque que hacía con la cara en alto, no se quedó, en ningún momento sin toro. Aún así, el grito quiso ponerlo en su lugar, aclarándole que “estaba en La México”, nada más ni nada menos,  y que no podía tramitar su presencia con dos o tres trapazos, engaña bobos. 

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ Apreciación que no comparte esta columna ya que el diestro estaba con el toro. Estaba en camino de ahormarle la cabeza para meterlo en el engaño y, de ser posible, bajándola hasta que los belfos rozaran la arena. El profesionalismo de El Juli no le permite conformarse para salir del paso cuando no tiene mucha tela de dónde cortar. El grito insinuaba que no podía con el toro, ni con el público.

PERDIENDO EL ENGAÑO No sé qué tan extendida esté, en el voluminoso archivo taurino, la expresión “poderle al toro” Aquí en México la utilizamos cuando el torero, frente a un marrajo, descastado, bravucón, tardo o de embestida incierta y peligrosa el torero ejerce su dominio y va más allá de quitarse los hachazos porque va en camino de ahormarlo y sacarle algunos pases de contenidos estético. “Le pudo al toro”, se dice y con eso sabemos que fue más allá de una faena de aliño y se aproximó, en algún grado inesperado, a la creatividad estética.

PITÓN IZQUIERDO En uno de sus temporadas ultramarinas El Zotoluco si pudo con el toro español, solamente hay que recordar  la corralada de Miuras que le sirvieron amablemente, hace unos diez años.  A los que no les pudo El Zotoluco es a los empresarios carpetovetónicos.  Hay una diferencia que tenemos que explicar. Los toreros que actualmente están brillando en el candelabro taurino mexicano y que han ido a Iberia, les pueden a los toros españoles.

PITÓN DERECHO Lo que no hacen y se les dificulta más, es poderle a los empresarios carpetovetónicos. Con el paso de la Colonia Taurina, algo erosionada en México, con vigencia mayor en otros rumbos del planeta toro, se generó una situación asimétrica que pudiéramos decir de los toreros españoles: casi todos ellos, las figuras y los que nanay, les pueden a los empresarios mexicanos, y se atragantan, algo, con el toro mexicano. Órale.

PITÓN IZQUIERDO El año pasado cinco mexicanos demostraron que "le pueden al toro español", cuando les sueltan algo toreable. Lo que también demostraron es que "no le pueden al empresario carpetovetónico". Cuando les pueden a los empresarios, quedan incluidos, en esa zona de influencia los Amanuenses de Empresa que solemnemente cantan sus bondades  (las reales y las dictadas).

PITÓN DERECHO Todo esos viene al caso por el grito de ayer de ese aficionado insatisfecho con la labor de El Juli le gritó;”¡Estás en la México, Juli!” Dando a entender que el  torero le estaba dando coba al desabrido pupilo de Fernando de la Mora y que aún peor, los hacía en La México.



PITÓN IZQUIERDO El encierro de Fernando de la Mora por ser insípido no aportó emoción a la fría tarde. Pero precisamente por esa sosería, pudimos confirmar el oficio de El Zotoluco y El Juli quienes estuvieron muy bien en sus primeros de tal manera que si se hubieran ido tras sendas espadas certeras hubieran cortado orejas. El toro de Juan Pablo Sánchez era bueno, aunque eso no signifique que no pueda colarse por “la luz” entre cuerpo y engaño, si esa fue la razón del incidente.
 
PITÓN DERECHO Varias cosas son dignas de mención: el deterioro de la plaza: una ocupante de primera fila tuvo que desaguar con alambres y escoba los charcos que le esperaban desde otras lluvias, no la de la lidia del 6º. Llamó la atención las casaquillas de los picadores de Juan Pablo Sánchez, sin bordado en oro. El domingo anterior Fernando Ochoa calzó medias negras. Luego, loable la atención profesional de El Zotoluco Director de Lidia, y de El Juli: ambos permanecieron fuera del burladero cuando Juan Pablo pareció ser el único en la plaza que creía tener todas sus facultades para entrar a matar. Los dos matadores entraron inmediatamente al quite cuando el toro se enredó con los tirantes de Sánchez y por unos angustiosos momentos parecía tenerlo clavado. El Juli pudo zafarlo del percance.




RECORTE Otra notabilidad en el callejón: dos beldades que opacaron (afortunadamente) la presencia cercana de un político sigiloso y ladino.